you're reading...
_CURSO 2011-12

Le Corbusier: Mensaje a los estudiantes de arquitectura


Le Corbusier: “Mensaje a los Estudiantes de aquitectura”.                                                                                                                             Ediciones Infinito, Buenos Aires. 2001 (original 1957)

El libro contiene un mensaje que Le Corbusier brinda a los estudiantes de arquitectura en respuesta a su constante solicitud de que les imparta cátedra; pero ante la negativa de aquél, argumentada por la falta de preparación pedagógica, prepara a cambio un mensaje para transmitir el conocimiento que le brinda la experiencia.

Parte del reconocimiento del desorden urbano y arquitectónico que impera en Europa -y en particular en Francia- durante la posguerra.

Señala que dicha situación ofrece al arquitecto la oportunidad de presenciar la edificación de obras nuevas que en algunos casos desconocen el contexto en el que se sitúan, en contraposición de un afán de defender todo rasgo del pasado sin conocer el valor que algunos inmuebles pudieran o no tener.

Dicha situación habría de permitir la oportunidad de proponer la vanguardia, siempre que ésta fuera racional, o en su caso, luchar por la conservación de algunos inmuebles de interés patrimonial. Pero ante todo, invita a reflexionar sobre el estilismo que lleva a la individualidad y que repercute en forma negativa sobre la ciudad.

Defiende que debe ser la vivienda el centro de toda preocupación arquitectónica, ya que la considera como la célula de un tejido urbano y como tal, sería su misión regenerarlo como ocurre en los organismos vivos. Si bien acepta que ha sido criticada la calificación de “máquina para vivir” que otorgó a la vivienda en otro tiempo, también aclara el autor que sus detractores no dieron a esa expresión el significado que él quiso imprimir, referido a la eficiencia de ese espacio, más que a la deshumanización o mecanización del mismo.

Por ello, formula una crítica a la escuela de Bellas Artes de su tiempo por no ocuparse de inculcar a través del diseño, los valores de la vivienda en los futuros arquitectos.
Para Le Corbusier, la Arquitectura es la síntesis del trabajo, tanto interior como exterior; el primero corresponde a la conciencia, mientras que el trabajo externo corresponde a la técnica, que es una respuesta del hombre al contacto con su ambiente; se trata entonces de una cuestión de razón y talento. “La Arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes agrupados bajo la luz”

Explica que todo hecho arquitectónico atiende a una intención de modificar el entorno y que tal impacto debe ser calculado a priori; de ahí que haga hincapié en la incidencia sobre el proyecto del clima, el sitio,  la escala, así como el recorrido y circulación.

Recomienda mirar al pasado para recuperar reglas de la proporción, técnicas tradicionales de edificación y rasgos de folklore que concedan a la obra identidad.

Al abordar lo relativo a la enseñanza, explica que si hubiera tenido oportunidad de guiar directamente a un grupo de jóvenes, habría rechazado el academicismo, fomentado el uso de la proporción, inculcado la búsqueda de razones a los elementos arquitectónicos y el uso reiterado del dibujo.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 227 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: