you're reading...
01_ARQUITECTURAS Y OBJETOS PREFABRICADOS, _ALOJAMIENTO TEMPORAL

Hotel I-sleep, Aº Luis de Garrido (Zaragoza 2008).


La moda de los containers en Arquitectura llega a los hoteles.


El cambio de escala parece fácil, acumular más módulos, el cambio de uso no tanto. Definido por el arquitecto como el primer hotel low-cost, que no es más que el modelo de hotel de las cadenas Formula 1 y Première francesas: apilado de habitaciones servidas por una galería (en este caso central), con unos mínimos espacios comunes y servicios (reserva por Internet, pago con tarjeta en máquina –sin recepción-, máquinas expendedoras de comida y bebida). Luis de Garrido estima el precio alrededor de los 1.400 €/m2 (obviamente sin contar el precio del solar y el transporte). En lo que realmente el hotel es low-cost es en costes de funcionamiento (el personal del hotel se limita al servicio de limpieza) y mantenimiento, además se indica explícitamente que el personal necesario para su fabricación y puesta en obra es mínimo.

Con un programa tan limitado ofrece diferentes módulos de 3x3x12 metros: uno principal de 2 habitaciones y pasillo central y otros de almacén, escalera, lobby… Parece muy difícil, si no imposible, que con este sistema se puedan construir hoteles de más de 2 estrellas, por muchos motivos.
Concebido principalmente con un esquema programático sencillo de adición longitudinal, no se plantea ninguna solución al problema de la esquina (“donde morimos todos los arquitectos” – Souto de Moura, E.-), los testeros son ciegos y cierra la planta un módulo transversal de escalera (ver CTE-DB-SI).  No se encuentra disponible información sobre cuántas plantas de altura permite el sistema constructivo, aunque si se plantea como expandible hasta el infinito.
El módulo principal de 2 habitaciones opuestas a un corredor central tiene unas dimensiones de 36 m2 (12×3 m) construidos. Cada habitación es doble y contiene un baño prefabricado.


Lo más significativo de este proyecto no está en su composición formal, sino en su alto nivel de exigencia en sostenibilidad.
Este hotel permite ser montado en 4 meses, el proceso de construcción de los módulos no genera prácticamente residuos y todos los elementos son recuperables y reciclables. Para ello los sistemas de fijación utilizados son: atornillado, clavado, simplemente por presión y en algunos casos cola natural de bajo poder adhesivo que permite recuperar los elementos. Para conseguir que no se produzcan residuos en la construcción se han seguido estrictos criterios de modulación, en base a dimensiones estándar. Todos los materiales tienen un bajo nivel de emisiones para su construcción.
Lo más interesante del proyecto es la incorporación de criterios de eficiencia energética y diseño sostenible, el consumo energético se estima en un 40% respecto a un hotel convencional, además se dice que la energía utilizada para su fabricación es mínima, aunque no se han encontrado datos. Se incorporan diferentes sistemas que utilizan recursos naturales para climatización. El problema es que resulta imposible asegurar las exigencias de ventilación de los locales según normativa, así como las de climatización. Como las habitaciones son opuestas nunca podremos asegurar las mismas condiciones en ambas, ni el mismo comportamiento bioclimático. La sección constructiva es muy confusa y se contradice con las vistas de los módulos terminados y el podio sobre el que se asienta el hotel. No se especifica ningún cálculo ni estimación de la colaboración de estos sistemas con los sistemas forzados de climatización.


Todos los sistemas del edificio son altamente eficientes y poco contaminantes (climatización inverter, iluminación LED, acumulación solar de ACS,…) y no permiten ser utilizados mientras los sistemas naturales sean suficientes, incluida la iluminación. El hotel incluye  todos los sistemas de generación de energías renovables y pretende ser autosuficiente energéticamente, además no genera ningún residuo: explica que las aguas grises son reutilizadas en los jardines, por lo que entendemos que la red sanitaria no es separativa.  Los cerramientos son de paneles sándwich de alto aislamiento térmico y acústico y la cubierta es ajardinada con su consiguiente disminución de radiación solar. El aislamiento es de lana natural o plástico no emisor de gases de efecto invernadero.
No se encuentra información sobre cómo se produce el contacto del edificio con la cimentación, ni la de la red de saneamiento, ni de cómo se riega la cubierta ajardinada y qué consumo energético tiene esto.
Aún así, lo más discutible del proyecto es su concepción como producto terminado, no solo instalable en cualquier lugar, sin contacto con el territorio, sino además transportable: el arquitecto propone incluso que en grandes eventos (Juegos Olímpicos, campeonatos de fútbol, espectáculos musicales o visitas del Papa), se pueda “montar” en el espacio público de una ciudad, o en espacios naturales o protegidos, debido textualmente a que “…no producirá impacto ambiental alguno”. Lo que no parece tan desmontable es la losa de hormigón armado sobre la que se apoyan los containers, que no se ve muy compatible con el término ‘instalación’.  Se antoja que pretende adentrarse en las lucrosas lagunas y contradicciones que plantea en la normativa urbanística y medioambiental la organización de grandes eventos, permitiendo concesiones caprichosas o al menos poco transparentes de espacio público. Recordemos que el hotel necesita de al menos 1 mes para su instalación y desmonte. De alguna manera parece que todo el discurso sobre eficiencia y sostenibilidad está encaminado a asegurar los máximos beneficios económicos del producto y el abaratamiento de costes, sacrificando el bienestar de los ocupantes.
Si bien se vende el proyecto como fundamentado en valores muy actuales, no incluye ningún dato sobre la eficiencia de sus sistemas. No parece más que otro rígido ejemplo de esta ¿pasajera? moda de los containers. Aunque eso sí, potencialmente peligroso para los espacios naturales.

Bibliografía:

de Garrido, Luis: Análisis de proyectos de Arquitectura Sostenible; Madrid: McGraw-Hill Interamericana, 2010.

de Garrido, Luis: Sustanaible Architecture Containers; Barcelona: Instituto Monsa de Ediciones, 2010.

de Garrido, Luis: Artificial Nature Architecture; Barcelona: Instituto Monsa de Ediciones, 2010.

Pelayo, Giuliano Augusto: “As naturezas artificiais de Garrido”; Drops; Abril 2011; São Paulo, 11.043, Vitruvius, <http://www.vitruvius.com.br/revistas/read/drops/11.043/3827&gt;.

Anuncios

Acerca de parejocelestino

Estudiante de 4ºC. ETSA Sevilla

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 230 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: