you're reading...
CURSO 2011-12

López Mena, Germán: 08.Terminal internacional de Waterloo en Londres. Nicholas Grimshaw & Partners (1991-93): Construyendo Londres, dibujando Europa: Sevilla, FIDAS, 2003, pag.111-120


Alumno: Díaz Criado, Fernando

La Terminal Internacional de Waterloo en Londres es el objeto de artículo de Germán López Mena, arquitecto y colaborador honorario del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad de Sevilla. Para ello contextualiza el momento arquitectónico de la época.

Por los años 50, el ICA (Institute of Contemporary Art) organizaba exposiciones donde se aglutinaban una serie de artistas, arquitectos y críticos. En 1953 se realizó la exposición “Paralelo entre la vida y el arte”, la cuál, reunía una colección didáctica de fotografías. Representan imágenes de una vida cotidiana vista a través de la técnica.

Aparecía entonces el famoso e irónico collage de Richard Hamilton en una exposición montada en la Arte Gallery de Whitechapel en 1956, bajo el nombre de This os Tomorrow. Se inaugura así la cultura Pop (Nombre del caramelo con el que el forzudo habitante auto censuraba una parte de su cuerpo). Los Smithson con colaboraciones de Henderson y Paolozzi, prepararon las instalaciones de esta exposición. Otro miembro importante del ICA es Reyner Banham, que introdujo el término brutalismo. Brutalismo y Pop estaban siendo utilizados por todos ellos y podían llegar a la confusión. El término brutalismo habrá que entenderlo como un sinónimo de directo.

En este ambiente será el caldo de cultivo en el que en 1961, con la caída del Pop británico, empiezan a reunirse los sábados por la mañana en pub londinense, Peter Cookie, Michael Web y David Green, y de ahí el nacimiento de la revista Archigram.

En el n° 6 aparece un proyecto llamado Pluging City, un proyecto completo para abordar una forma d construir la ciudad. Se entiende como una aplicación a gran escala de la estructura de redes, conteniendo caminos de acceso y servicios esenciales, redes donde hay unidades para cubrir todas las necesidades. Estas ideas se desarrollaron en distintas maneras y formas con proyectos como Walking City.

Este sería el preludio de una arquitectura más plasmada en cómic que en realidad, pero fue Nicolas Grimshaw el que construya esta construcción removible. Antes de empezar a comentar acerca de la Terminal, Germán analiza la forma de ver la arquitectura Grimshaw y hace un breve repaso por su obra.

Su primer proyecto, en 1967, asociado con Tony Farell, será la Torre de servicios Blacky. Posteriormente realizaría la torre de apartamentos en Regent’s Park, 1968, con distribuciones que se pueden adaptar a las necesidades de cada usuario a lo largo del tiempo.

De la arquitectura de Grimshaw destaca en primer lugar, la posibilidad de que el usuario manipule su propio entorno; en segundo lugar, la relación entre vida y trabajo, intenta acercar los lugares de trabajo a las residencias; y la relación entre la estructura de un edificio y los elementos de servicio.

Será en el campo de los parques industriales donde Grimshaw encontraría un campo de experimentación para su arquitectura flexible y modulada de espacios servidos y servidores. Desde la primera nave para Herman Miller, la pista de patinaje en Oxford, el mercado de Candem, hasta su punto culminante en la Terminal Internacional de Waterloo en Londres, 1993. Donde la utilización de los elementos constructivos de serie da paso a la tecnología a la medida para cada proyecto.

Mantiene el mismo espíritu de facilidad de construcción y montaje o de removilidad, con una pieza siempre de la misma dimensión, un vidrio rectangular que mediante el diseño, permite su movimiento en las tres coordenadas espaciales.

En 1994 recibe el Premio Mies Van der Rohe. Propone un objeto que tiene que ver con la geometría del flujo, entonces las plantas siguen la vía del tren. El resultado es un edificio casi orgánico con escamas. Una cubierta de cristal de 400 metros, 36 sectores definidos por dos cerchas y piezas de sujeción de los paneles de vidrio y las pantallas de acero inoxidable para mitigar la luz directa del sol. Es un sistema blando que permite el movimiento de la estructura al paso de los trenes, el viento y el calor.

A pesar de la espectacular cubierta no llegó a más del 10% del presupuesto, prueba de estar diseñado acorde a sus principios, utilizar los recursos de la manera más eficaz posible.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: