you're reading...
01_ARQUITECTURAS Y OBJETOS PREFABRICADOS, _VIVIENDA

Casa Varela (1964). Alejandro de la Sota


Alejandro de la Sota concibió la casa Varela como un prototipo de edificio de pequeñas dimensiones, construido mediante un sistema de paneles prefabricados de hormigón pretensado y lavado; la misma técnica se utilizaba en ese momento en obras de mayor volumen y de gran complejidad de ejecución, donde el arquitecto experimentó con los detalles constructivos y soluciones en obra que aplicó posteriormente en otros edificios.

La vivienda se construyó en la parte más elevada de una parcela en pendiente orientada hacia el este, y se proyectó como una casa piloto de reducidas dimensiones que puede albergar hasta 14 camas, y que, a pesar de esta capacidad, no produce sensación de agobio en los ambientes interiores. Aprovechando el desnivel, la vivienda se sitúa en la planta superior de la construcción de dos alturas, en la cual se distribuye un programa elemental de sala de estar comedor, cuatro dormitorios más uno de servicio, tres baños, cocina y una galería abierta hacia el paisaje, con clara división de zonas y con circulaciones independientes.

Desde un pequeño vestíbulo se accede al salón comedor, a la cocina y, mediante una escalera plegable, a la planta inferior. Tras el espacio principal, con una franja intermedia de cuartos húmedos, se alcanza la galería, que sirve de distribuidor de los dormitorios, de dichos baños y de la amplia terraza, que en la actualidad se ha cerrado. En el interior, los techos y las paredes se revisten con tablero de aglomerados y suelo de linóleo, creando una envolvente espacial homogénea secundada por los muebles integrados en la arquitectura. Exteriormente, la construcción tiene una presencia anónima que combina el hormigón con muros de mampostería en la planta baja.

La composición de los alzados se apoya en la variedad de los huecos y en la organización de los volúmenes, fragmentados hacia el este y el sur para cobijar dos terrazas. La cubierta, con una leve inclinación en el sentido de la pendiente, queda toda ella enrasada con los paramentos ya que evita la presencia de cualquier alero. Su disposición sobre el terreno, con el amplio vuelo de las jácenas de hormigón sobre el muro de piedra y los depurados volúmenes, es de una gran plasticidad y expresa un perfecto entendimiento del lugar.

Bibliografía

Caja Postal, Consejo de Cultura Gallego: Alejandro de la Sota-Arquitecto. Ed. Pronaos, S.A., Galicia 1989; páginas 110-115

Alejandro de la Sota, Iñaki Ábalos, Javier Castañón: Alejandro de la Sota-The Architecture of Imperfection. Ed. Spin Offset Ltd., Inglaterra 1997; páginas 72-75

Iñaki Ábalos, Josep Llinás, Moisés Puente: Alejandro de la Sota. Ed. Fundación Caja de Arquitectos 2009; páginas 314-319

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 230 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: