you're reading...
CURSO 2011-12

Enrique Seco: “La unión en arquitectura”; Tectónica: Junta seca; Noviembre 2005; 7; Madrid 1998, pp. 4-19


El protagonismo que en los sistemas de junta seca cobra la unión resistente da pie a algunas reflexiones en torno a la relación entre tipología, forma y construcción en arquitectura.”

“los edificios no son monolitos”  Louis Kahn

La construcción tiene su esencia en el ensamblaje de piezas, las que forman la edificación. La arquitectura clásica tendría su identidad en la relación entre piezas, junta, forma y acabados del edificio. La diferencia de la junta tradicional de dos piezas monolíticas, típicas de una arquitectura clásica, con la de los actuales sistemas prefabricados es la llamada junta seca, que a diferencia de la húmeda, si se puede desmontar. Esta evolución en las formas de ensamblaje ha abierto un nuevo campo de posibilidades en la arquitectura, el del “quita y pon”, antes imposible con los sistemas de junta húmeda inseparable.

Los edificios funcionaran como un organismo en el que cada pieza tiene una función, siendo un ente compuesto y nunca homogéneo. Imaginad un edificio compuesto por una sola pieza, seria algo monstruoso imposible de llevar a cabo. De esta reflexión se hace necesaria la naturaleza de la junta, como algo que une dos materiales de distinta índole.

En la concepción moderna de la arquitectura, gusta ver volúmenes ligeros, “menos es mas”, y por tanto se han de usar piezas livianas compuestas a su vez por otras menores, las cuales tienen un diseño basado en la unión con la contigua. Esta creciente relación entre superficie envolvente y volumen contenido es la que provoca la evolución en las piezas mencionada anteriormente, y crea un nuevo campo en la ingeniería orientado al diseño y transporte de dichas piezas. Jugando con todas estas basas, se crea una arquitectura montada en taller y transportada a obra en tramos limitados por los medios de transporte, y ensamblada en el lugar de la edificación.

El prefabricado y el desarrollo del nuevo sistema constructivo tendrán repercusión sobre todo en la piel del edificio, que es donde más se investigará. Ahora, la pared no será un elemento resistente ni portante, sino que adquiere potencia en las cualidades de movimiento, acústica, estanqueidad y aislamiento térmico. Aquí aparecerá la junta como un elemento fundamental que ha de mantener las condiciones de la pared y no hacer notar la discontinuidad de la misma en las aristas o puntos de unión.

El edificio se irá componiendo de una gran variedad de materiales, cada uno con una función específica dentro del todo, favoreciendo por tanto que se desarrolle una amplia gama de materiales aplicables dentro de una misma pieza: la construcción flexible. Este es por tanto el mayor cambio entre la arquitectura clásica y la del prefabricado: la variedad de materiales de distintas características dentro de una misma unidad de obra, y la junta seca diseñada para ellos en cada situación.

En definitiva, las nuevas técnicas constructivas de prefabricación, requieren de una nueva forma de pensar la arquitectura y sobre todo a diseñar teniendo en cuenta la unión de dichas piezas trasportables a obra. No tendrá sentido en muchas ocasiones concebir una prefabricación ligera sin una junta seca estándar que configure la obra.

 

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 214 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: