you're reading...
_CURSO 2012-13

PRADA, J. FERRATER, C. y BENDITO, F.: “Ars brevis vita longa. Notas sobre la cultura de lo efímero en el siglo XX”. Colegio de Arquitectos de Cataluña. Arquitecturas sin lugar. Barcelona: Arts Santa Mónica, 2009, págs. 185-197.


PRADA, J. FERRATER, C. y BENDITO, F.: “Ars brevis vita longa. Notas sobre la cultura de lo efímero en el siglo XX”. Colegio de Arquitectos de Cataluña. Arquitecturas sin lugar. Barcelona: Arts Santa Mónica, 2009, págs. 185-197.

En este capítulo nos introduce a las primeras formas de “prefabricación”, si con ello entendemos la seriación tanto de configuración de espacios y de tipologías (módulos). Ambos temas han sido estudiados durante este año en el taller, ejemplificándolos con proyectos de arquitectos modernos como Le Corbusier, Mies Van der Rohe y Alison y Peter Smithson.

En los años sesenta se estaba llevando a cabo el Plan Marshall en muchos países de Europa. Una de las consecuencias del desarrollo de este Plan fue la automatización de muchas de las actividades cotidianas gracias a las máquinas que comenzaron a surgir. Este nuevo automatismo, que obsequió a los propietarios de estas máquinas con grandes periodos de tiempo libre, hizo que surgieran temas filosóficos relacionados con la existencia. Surgieron reflexiones sobre la nueva realidad que se vivía, en la que las fábricas representaban la nueva forma repetitiva y automática de construirlo todo.

En la era de la máquina que comenzaba a surgir, las grandes exposiciones universales son los primeros acontecimientos efímeros que se desarrollan. En ellos se exponen productos realizados por las nuevas máquinas. Comienza entonces una época en la que comienza a construirse de manera automática y sin tener en cuenta el emplazamiento.

Los maestros del Movimiento Moderno realizan proyectos temporales pero no renuncian a las características preexistentes de los lugares en los que se ubican estos pabellones.

Un ejemplo de ello es el Pabellón de L’Espirit Nouveau que diseña Le Corbusier para la Exposición de las Artes Decorativas de París de 1925. En este pabellón no sólo experimenta con situaciones efímeras independientes del lugar, sino que actúa como una pieza sacada de una arquitectura permanente con el objetivo de resolver el problema de la vivienda.  Le Corbusier no sólo desvincula el proyecto del lugar, sino que le da a una arquitectura efímera el valor de una arquitectura permanente. Otros ejemplos de obras de Le Corbusier en los que desvincula la arquitectura del lugar son La casa Domo-Ino, las Maisons d’artistes o la ciudad de tres millones de habitantes.

Le Corbusier convierte el pabellón de París en un modelo de vivienda permanente del futuro, que se puede construir en cualquier momento y lugar, como immeubles-villas, en este caso Le Corbusier comienza a preocuparse por los módulos como una tipología clara basada en las necesidades del ser humano, estas tipologías estaban pensadas para poder ser apiladas creando grandes edificios. Se presenta como un arquitecto de un mundo de máquinas que no tiene en cuenta la geografía.

Por otro lado, arquitectos como Alvar Aalto, Frank Lloyd Wright, Mies van der Rohe o Antoni Gaudí mantienen una relación con la geografía y la historia. Sus edificios representan una relación con el lugar.

Otro ejemplo son las nuevas ideas de Alison y Peter Smithson. La mudanza de casa en casa, el uso del papel y el cartón, del automóvil… Estos dos arquitectos hacen una lectura más profunda de los lugares donde proyectan y construyen que la de los maestros de la arquitectura antes nombrados. Tienen en cuenta el tiempo atmosférico, y las cualidades físicas de los lugares. Los Smithson plantean una mezcla de la arquitectura con las manifestaciones formales de la vida. Con ellos, la arquitectura se presenta como un instrumento para transformar los lugares y las preexistencias, que merecen una valoración y una atención. Lo efímero se plantea como una celebración del lugar.

En los últimos años han surgido en la arquitectura los conceptos de “unidad mínima”,  y la reproducción basada en la repetición y la combinación.

Tras analizar el texto, en el que hemos repasado algunos hechos de la historia de la arquitectura, vemos como hay dos corrientes diferenciadas por un lado los proyectos aislados y por otra con una  gran presencia del paisaje.

En mi opinión ambos tienen que ir de la mano para hacer posible un buen proyecto de arquitectura. Por otro lado tenemos que estar agradecidos a los maestros de la arquitectura que empezaron a investigar en las formas prefabricadas y en la seriación en la construcción.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 267 seguidores

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: