you're reading...
_CURSO 2012-13

“THE PREFABRICATED HOME”. Colin Davies (2005) Editor: Reaktion Books Autor: Colin Davies


DAVIES, Colin: The prefabricated house. Lugar de edición: Gran Bretaña_Editorial: Reaktoin Books_Año: 2005_Nº páginas: 223.

-Relación del texto con las temáticas del curso

En este capítulo se pone de manifiesto la relación existente entre las arquitecturas del movimiento moderno con la arquitectura domestica de la tradición japonesa. Los arquitectos modernos tomaron como uno de sus referentes la casa tradicional japonesa, a pesar de que ningún arquitecto había tenido influencia alguna en ella después de siglos de evolución. En ella se ven reflejadas algunas de las características de las arquitecturas del movimiento moderno (planta asimétrica, espacios diáfanos, modulación, espacios multifuncionales, etc.) muchas de las cuales han sido tratadas en el presente curso de proyectos.

-Explicación de las ideas de infraestructura o prefabricación que del texto el estudiante entiende

Vamos a considerar algunas de las cualidades de la casa tradicional japonesa. Es asimétrica e indeterminada. Su planteamiento es simple, extensible y modular (en el sentido de una dimensión estándar), la dimensión de cada habitación viene determinada por las dimensiones del tatami (90×180 cm) que forman los suelos. La estructura es de madera, de tipo poste-viga, el piso se encuentra levantado del suelo y los cerramientos no son de carga. Las secciones de las paredes, tanto internas como exteriores, son ligeras, deslizantes y hechas con paneles de papel, llamados shoji si son translúcidos y fusuma si son opacos. Estos paneles pueden moverse para ser ocultados creando espacios más grandes dentro de la vivienda o abrir esta al exterior. Con esto se comienza a dar importancia a la relación interior-exterior, vivienda-jardín. Mediante la eliminación de estos paneles, la casa queda reducida a los elementos más característicos y elementales.

Aunque en su mayoría sin adornos, estas casas poseen una estética muy sutil, confiándola a la proporción y escala, a la luz y la sombra, y a las cualidades intrínsecas de los materiales naturales, sobre todo la madera sin pintar en toda su variedad. El espacio interior está despejado porque no hay muebles en el sentido occidental, no hay camas ni sillas, solo futones y cojines almacenado es armarios mientras no están en uso. Por consiguiente, es fácil de ver porque los arquitectos modernos de Europa y América, en busca de la ligereza, la simpleza y la reducción del formalismos como alternativa a la tradición Clásica y Gótica, se enamoraron de la casa japonesa.

El parecido con las casas modernas de principios del siglo veinte parece perfectamente claro: plantas asimétricas, los vuelos de las cubiertas, los porches y los cerramientos-ventana… Wright fue quizás el primer arquitecto moderno en mostrar la clara influencia de la casa tradicional japonesa. Más adelante, otros importantes arquitectos modernos como Bruno Taut o Walter Gropius visitaron o incluso vivieron en Japón durante algún tiempo. Fue este último que escribió:

“Los requerimientos de nuestra arquitectura moderna de simplicidad, relación interior-exterior, flexibilidad, modulación y prefabricación, y más importante aun, variedad de expresión, han encontrado la respuesta perfecta en la arquitectura domestica tradicional japonesa”.

Los arquitectos occidentales han visto la modulación como una característica especialmente relevante para el desarrollo de la arquitectura en la sociedad industrial. Se asumió que la estandarización y la modulación de las dimensiones eran condiciones necesarias para una eficiente producción en masa de los componentes de los edificios. Por eso la arquitectura domestica japonesa parece una ejemplo perfecto de un sistema completo de construcción en el que los tamaños de todos los elementos respondían a unas determinadas reglas geométricas.

– Opinión crítica del texto en relación a las ideas de infraestructura o prefabricación.

La casa tradicional japonesa surgió para un periodo histórico, una sociedad y unas necesidades totalmente distintas que las que tenía que resolver la arquitectura del movimiento moderno. Por ello me parece sorprendente como arquitecturas tan distantes en el tiempo y en la cultura, tengan tantos puntos en común, y sean capaces de resolver a la perfección programas funcionales tan diferentes.

– Citar al menos una obra / proyecto directamente relacionada con el texto y el curso.

Proyecto: Casa Farnsworth

Arquitecto: Ludwig Mies van der Rohe

Lugar: Ilinois, USA

Año del proyecto: 1946-1950

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 230 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: