you're reading...
ARQUITECTURA INDUSTRIAL

LABORATORIO DEL PAISAJE EN GUIMAR ãES, (2010-12). MICHELE CANNATÀ E FÁTIMA FERNANDES.


LABORATORIO DEL PAISAJE EN GUIMARAES. 2010 / 2012. Guimarães, Portugal. Michele Cannatà e Fátima Fernandes. Riccardo Cannatà, Dario Cannatà, Bruno Silva, Marta Lemos, Nuno Castro, Francisco Meireles, João Pedro Martins.

 

1. Programa e intenciones del proyecto: reactivación del edificio y la repercusión en el contexto urbano.

El proyecto Laboratorio del paisaje de Cannatà e Fernandes está situado en la Veiga de Creixomil, Guimarães, un proyecto de recuperación de una antigua edificación industrial, la cual se pone en valor mediante su rehabilitación para un nuevo uso, creando nuevos volúmenes integrados en el proyecto original, junto a la combinación de materiales preexistentes y nuevos, como el hormigón. Esta zona es de gran valor paisajístico que junto a la morfología del terreno, caracterizada por una diferencia notable de cotas, influirá a la hora de proyectar el edificio y su relación con este entorno junto con la presencia de un canal de agua, caminos de tierra, gran visibilidad de los alrededores y proximidad de grandes zonas verdes a su alrededor.

La preexistencia del actual proyecto contaba con un valor tipológico y no tanto espacial o funcional, propiciando a la intervención a que se centrase en la recuperación del perfil y borde del conjunto hasta entonces construido, entendiendo esta preexistencia como espacio contenedor continuo y luminoso. Antes de comenzar con la propia idea del proyecto, los arquitectos sintieron la necesidad de mantener controlada la volumetría original, junto al juego compositivo de los huecos de las fachadas, para conservar la relación actual con la Ribeira do Selho.

Para los arquitectos era importante la visión que el proyecto iba a tener desde el exterior y alrededores, como la autopista que hay cerca de él, lo que implicaría una serie de intervenciones que asegurasen y garantizasen que el propio edificio se distingue por sí mismo del territorio que le rodea, a la vez que guarda las relaciones preexistentes con el puente romano y la Ribeira do Selho. Algunas de estas intervenciones son el tratamiento que se da a las fachadas ya existentes de fábrica de piedra que se interpone a un nuevo material como es el hormigón blanco, junto con la cubierta la cual en parte es recuperada y rehabilitada. Materiales diferentes para permitir una lectura de los cambios en el tiempo y el uso. Un espacio abierto, continuo y luminoso, tal y como lo era antes, pero listo para recibir a nuevos usos y programa, a través de una rehabilitación sencilla pero rigurosa.

 

Imagen

Imagen exterior del edificio preexistente aún sin rehabilitar

Imagen

Imagen exterior del edificio ya rehabilitado por los arquitectos

 

2. Construcción de la idea del proyecto: una visión conjunta de la tecnología, el programa y su materialidad

El proyecto se desarrolla en una sola planta, excepto los módulos blancos de hormigón que sobrepasan la cubierta y que cuentan con una planta superior. El programa del proyecto cuenta en planta baja con módulos funcionales, destinados para abarcar aulas-taller, los cuales quedan separados y divididos entre sí siguiendo la estructura de la cubierta a dos aguas, así como un gran espacio destinado a conferencias situado en uno de los extremos del proyecto, y en la zona central cuenta con una zona de abastecimiento y área de descanso-cafetería. En planta alta, situada en los volúmenes blancos que sobresalen, el espacio se habilita con más aulas-taller destinadas al estudio.

Imagen

Planta del proyecto rehabilitado

Un proyecto de rehabilitación presenta distintas fases de intervención, y esto es lo que pretendían los arquitectos transmitir mediante las distintas intervenciones ejecutadas en el proyecto, sin producir cambios en la historia que el edificio preexistente tenía.

Una de las intervenciones más relevantes del proyecto es la diferenciación de los volúmenes añadidos ante los originales de fábrica de piedra. El edificio original contaba con una serie de elevaciones en pésimo estado que, añadidas a la volumetría original, aportaban nulo valor funcional y constructivo. Los arquitectos marcan los niveles de superposición temporal del edificio empleando el hormigón blanco para los nuevos volúmenes que potencian el carácter longitudinal pautado de la pieza.

Las cubiertas originales de madera también se encontraban en pésimo estado, lo que forzaba su reconstrucción, sustituyendo las vigas por elementos metálicos de mismo perfil.

Tampoco los muros de piedra estaban en buenas condiciones, por lo que se tomó la decisión de trasdosarlos con un refuerzo de mortero armado de siete centímetros de espesor. Las aberturas ya existentes de los muros se han conservado, como se ha mencionado anteriormente, las cuales presentan gran variación de dimensiones de unos huecos respecto a otros. Para las aberturas también se han ejecutado soluciones que consisten en un chapón de acero lacado en blanco alrededor del contorno de la fábrica de piedra.

ImagenImagen

En cuanto al espacio interior se mantiene esa idea de continuidad ya existente, mediante el trazado en paralelo de un nuevo plano de falso techo. Se crean así “fisuras” superpuestas entre ellas y tangentes a la cubierta que crean entradas de luz rasante al propio plano. En este espacio continuo se van creando piezas dentro de otras piezas, como ocurre con el módulo de aseos y cafetería.

 

Imagen

Cannatà y Fernandes pretenden cuidar todo detaller, hasta el punto de dar importancia a la escalera hecha de chapa de gran espesor quedando el pasamanos excavado en su propia sección, como si de una escultura se tratase.

Imagen

Escalera del proyecto Laboratorio del paisaje, Cannatà e Fernandes

Imagen

Detalle del pasamanos en el proyecto Laboratorio del paisaje, Cannatà e Fernandes

Imagen

Proyecto Pousada de Picote, Cannatà e Fernandes. Escalera

 

3. Opinión crítica de la obra o del proyecto: del planteamiento y de los resultados conseguidos.

Un proyecto de rehabilitación no puede quedarse solo en el hecho de mejorar las condiciones de lo que existía en un pasado, sino que esta preexistencia debe avanzar junto a un nuevo proyecto de intervención. Esto es lo que los arquitectos pretenden reflejar, no solo cambiando el uso y rehabilitando el espacio interior que encierra la envolvente de esta antigua y pequeña industria, sino que también actúan sobre dicha envolvente a través del uso de nuevos materiales enfrentados a lo antiguo

El hecho de rehabilitar el espacio interior supone un cambio en la distribución de algunos de los huecos que ya existían, lo que repercute en la imagen exterior que tendrá el nuevo proyecto. Esta nueva imagen del edificio no solo se ve reflejada en estos nuevos huecos; los arquitectos pretenden dar un nuevo aspecto al edificio a través del uso de materiales que representen este término, como son el revestido de piedra, para dar esa sensación de antiguo, a la vez que lo combinan con un material totalmente opuesto a éste, como es el hormigón, haciendo de la fachada una combinación de dos materiales muy acertada.

Otra cuestión importante a destacar de esta intervención es el hecho de seguir manteniendo esa relación con el entorno, aunque se haya hecho un cambio, muy notable, en la materialidad de las fachadas. El hecho de que se le siga dando la misma importancia a cuestiones como su localización, su particularidad formal y material, la relación que mantiene con el curso de agua de la Ribeira do Selho y con el pequeño puente de origen romano constituyen de por sí valores culturales de referencia, que en un proyecto de rehabilitación es siempre importante recordar y tener presente. El color blanco del hormigón sobre el paisaje resalta de manera notable, pero tal vez esto es lo que hace que el proyecto, o mejor dicho, su imagen exterior, esté bien resuelta ya que con la combinación de un material más natural como la piedra se consigue un equilibrio entre “antiguo-nuevo”.

 

Imagen

 

Bibliografía

Revista En Blanco Nº 13 Cannatà e Fernandes. Arquitectura 2006-2013. GENERAL DE EDICIONES DE ARQUITECTURA, 2014

Libro Territórios reabilitados = revamped landscape / Fátima Fernandes e Michele Cannatà, Fernandes, Fátima. Casal de Cambra : Caleidoscopio, 2009

Direcciones web

http://cannatafernandes.com/built/laboratorio-da-paisagem/

http://issuu.com/tccuadernos/docs/laboratorio_del_paisaje_en_guimarae

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: