you're reading...
ARQUITECTURA PÚBLICA

REHABILITACIÓN DE LA IGLESIA DE SAN LORENZO. 1997/2001. JOSÉ IGNACIO LINAZASORO


REHABILITACIÓN DE LA IGLESIA DE SAN LORENZO. 1997/2001.Calle Iglesia, Valdemaqueda.Madrid. España.

Arquitecto: José Ignacio Linazasoro. Aparejador: Juan Carlos Corona Ruiz. Colaboradores: José María García del Monte, arquitecto, Nicolás Poli y Davide Scardua, estudiantes.

1. Programa e intenciones del proyecto: reactivación del edificio y la repercusión en el contexto urbano. 

Valdemaqueda presenta un caserío menudo y disperso. En una cota alta de la localidad, un gran ábside prismático identifica el emplazamiento del templo tardogótico, hasta que fue destruido. Por ello la intervención debía resolver la construcción de la nave de una iglesia gótica, en sustitución de una tosca construcción levantada en los años cuarenta para suplir la nave original, demolida sin razones aparentes; la relación armónica de la nueva arquitectura con el ábside conservado se erige como uno de los datos fundamentales a considerar en el proceso de proyecto. Lejos de rehabilitación más o menos próxima a la realidad arquitectónica desaparecida, la nave de nueva construcción se presenta como una arquitectura llena de referencias y evocaciones, en un discurso en el que la estructura y las luces cenitales, adquieren una importancia decisiva.

alzado oeste foto                     planta

2. Construcción de la idea del proyecto: una visión conjunta de la tecnología, el programa y su materialidad.

Los únicos elementos preservados –una puerta renacentista y el ábside- han sido ensamblados en la construcción del nuevo templo, que con una arquitectura de paños desnudos recoge el testigo austero de ejemplos prerrománicos y cistercienses.

En el interior, destaca la diferencia de altura entre a nave (siendo esta un cuerpo de geometría cúbica recrecido en la cubierta con lucernarios que identifican los distintos episodios en el interior) y el ábside. Aquella, más baja y fragmentada mediante las entradas de luz cenital y por la propia estructura de apoyo de la cubrición.

El acceso, fuera del eje de simetría de la iglesia, se propone ahora como inicio de un recorrido procesional hasta el altar guiado por los elementos asociados a cada momento de la liturgia. Se focaliza en primer lugar la pila bautismal junto al soporte del lucernario que baña la pared de fondo. Viga y soporte se muestran a través de un fuerte contraluz, lo que demás de acentuar su presencia, la desmaterializa. A la izquierda, de una pequeña pila de agua Bendita establece el único punto de contacto visual de la nave con el exterior mediante una pequeñísima ventana. La ligera pero apreciable pendiente del suelo, indica el recorrido hacia el altar, cuya presencia en la penumbra y lejanía se acentúa mediante la luz que penetra por el transparente.

El exterior aparece hermético respecto al interior: de la nave sólo se adivinan los lucernarios que configuran la volumetría y la silueta del nuevo edificio resultante. Los muros son capuchinos de ladrillo y “tablas” de piedra semejante a la del viejo ábside, aunque de una proporción y aparejo voluntariamente diferenciado. Su textura irregular y aspecto destonificado, entona también con el aspecto del ábside.

Se ha conservado la portada renacentista, recuperada de la nave más primitiva, separándola del muro moderno a modo de referencia arqueológica.

planta general
Seccion longitudinal
alzado oeste
alzado norte
alzado sur
nicho exposicion puerta
3. Opinión crítica de la obra o del proyecto: del planteamiento y de los resultados conseguidos. 

Al margen de un programa funcional, el arquitecto, toma más importancia a elementos fundamentales como son la construcción, la materialidad y la luz; creando un espacio “fuera de tiempo” que se enlaza con el ábside de la Iglesia de forma natural y sencilla. La importancia de la iluminación y o entrada de luz natural hace que la forma y pequeño tamaño de la nave sea suficiente para crear distintas sensaciones en todo el recorrido hacia el altar, reforzadas estas por las estructuras portantes que se cruzan y que aparentemente solo tienes un apoyo vertical.

sanlorenzo_6sanlorenzo_5

sanlorenzo_4 sanlorenzo_3 sanlorenzo_2

  • Bibliografía:

Revista: (ca5/2002)ConArquitectura: arquitectura con arcilla cocidaNº 5, 2002 , pág. 31

La memoria del orden: paradojas del sentido de la arquitectura moderna / José Ignacio Linazasoro Abada | 2013

José Ignacio Linazasoro: progettare e costruire / a cura di Stefano Presi Casa dellμArchitettura ONLUS | 2007

http://www.linazasorosanchez.com/?portfolio=2001_iglesia-san-lorenzo

http://www.bienalesdearquitectura.es/index.php/es/proyecto?obra=06BE-06

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: