you're reading...
I4-ARQUITECTURA (14-15)

KRAGSTUHLMUSEUM – CANTILEVER CHAIR MUSEUM, 2002-2008. ALISON & PETER SMITHSON. LAUENFÖRDE. AXEL BRUCHHAEUSER.


CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO:

PROYECTO: KRAGSTUHLMUSEUM – CANTILEVER CHAIR MUSEUM

AÑO DE EJECUCIÓN: 2002-2008

AUTORES: ALISON & PETER SMITHSON

LOCALIZACIÓN: LAUENFÖRDE

COLABORADORES: AXEL BRUCHHAEUSER

1 – Descripción de la obra o del proyecto: relaciones con contexto urbano; programa y funcionalidad

La elección de la obra del Kragstuhlmuseum para el caso de estudio viene dada por las similitudes que guarda con el curso de Proyectos VII y el ejercicio propuesto para el mismo. Un paisaje ampliamente industrial con la cercanía de un paisaje fluvial y de una línea de ferrocarril; la elección de materiales ligeros y la búsqueda de la luz difusa para la iluminación de los espacios son varias de las características que guarda con el desarrollo del ejercicio y, que expondremos a continuación.

Bach_4764

El Kragstuhlmuseum o Archivo Tecta fue un proyecto encargado por Axel Bruchhaeuser a los arquitectos Smithson desarrollado posteriormente a la muerte de la pareja, entre los años 2002 y 2008 con una superficie de 6000 m2. El edificio es un museo privado basado en la producción industrial del diseño del mobiliario del movimiento moderno; situado en el parque industrial Sohnreystraße, en Lauenförde, un pequeño pueblo rural, a pocos kilómetros de la ciudad de Kassel, en Alemania.

El proyecto se ubica cerca del río Weser desarrollándose en un parque ajardinado. El Kragstuhlmuseum no es la única producción industrial del paisaje sino que, en esos terrenos se encuentra la fábrica TECTA, cuyo dueño es Axel Bruchhaeuser, amigo de la pareja y el que les encargó el proyecto del Kragstuhlmuseum  en cuyos terrenos dejaron muestras de su creatividad los arquitectos Smithson con otras fabricaciones industriales que guardan similitudes en su concepción de la ligereza del edificio y el encuentro con el paisaje adaptándose a él y no avasallándolo.

IMG31-660x330

IMG2-730x486

La historia de este proyecto se remonta a mediados de los años 80, cuando Stefan Wewerka, un amigo de la pareja, le presentó a su amigo Axel Bruchhaeuser que, posteriormente, se convertiría en un buen amigo de los Smithson. Este encuentro marcó el principio de un periodo creativo y productivo sin precedentes. Como citamos anteriormente éste era el propietario de TECTA, una fábrica de muebles en Alemania; Bruchhaeuser encargó a la pareja llevar a cabo unas pequeñas intervenciones y añadidos a su fábrica además de su casa. El encargo rápidamente permitió unas relaciones especiales que activaron a los Smithson a probar un amplio rango de ideas, no solo la conexión con proyectos de pequeña escala, sino también con proyectos en un taller de fábrica, donde Bruchhaeuser les dio la oportunidad de producir varios diseños de muebles.

Posterior a la muerte de Alison Smithson en 1993 las relaciones entre Peter Smithson y Axel Bruchhaeuser se intensificaron. El encargo más grande fue diseñar un pequeño museo adyacente a la fábrica TECTA para aportar un alojamiento atractivo y apropiado para la colección de sillas de Bruchhaeuser, el conocido Kragstuhlmuseum ó Cantilever Chair Museum.

El museo fue construido en tres fases después de la muerte de Peter Smithson en 2003, debido a los problemas de financiación y permisos de obra que finalmente los obtuvieron en Febrero de 2003, ya fallecido el arquitecto.

Estas tres fases comprendían a tres edificios individuales más que en extensiones de una simple estructura, la intención era crear una única entidad de edificios y paisajes en combinación con un museo constituido por tres partes con un trazado de rutas entre las nuevas y viejas construcciones.

Así el museo queda formado por tres espacios expositivos separados:

  • Edificio principal de exposición: El edificio principal alberga el Kragstuhlmuseum y el Archivo Tecta.
  • Edificios de exposición complementarios: Los otros dos edificios del complejo guardan el trabajo del ingeniero y diseñador francés Jean Prouvé.

2

2 – Análisis de su arquitectura (sobre su construcción su solución estructural y las consecuencias en la arquitectura proyectada o construida).

Los materiales principales del proyecto son el acero y el vidrio vinculado con el desarrollo industrial de aquellos años. Una de las imágenes más características del proyecto es su concepción de que la estructura sea una parte vinculante al paisaje encontrándose expuesta al exterior otorgándole cierta importancia y sobre todo dándole cierta cualidad al edificio que la hace distinta a los demás.

Bach_4749

Por ello, la imagen más peculiar del edificio es una distintiva estructura de acero pintada de rojo y en zig-zag que crea un enrejado de paneles hexagonales de vidrio. Al igual que los paneles de vidrio, la planta del edificio es una notable figura en zigzag que da lugar a diferentes espacios escénicos los cuales están agrupados en una zona verde intermedia, buscando siempre esa relación y esa imagen directa con el paisaje.

Lo particular de este lugar industrial es el hecho de que mientras paseas puedes ver las exposiciones del interior desde fuera, es decir, tienes una completa visión desde el exterior en la que no hay “secretos” escondidos. La idea de la función de este museo era acercarlo a sus visitantes, por eso el hecho de crear un edificio completamente acristalado que no impusiera barreras para su entrada.

Bach_4759

En el interior nos aguarda un espacio diáfano característico por concebirlo de manera que sea transparente con una cubierta de chapa sujeta por perfiles metálicos  y cuya estructura está toda pintada de blanco para reducir su impacto visual y darle mayor importancia a los objetos expuestos en el museo. Toda la concepción de la estructura del edificio se aprovecha utilizándose como “vitrinas” de los diferentes modelos del mobiliario urbano aprovechando cualquier espacio o hueco que se encontraban para exponer sus obras de cara al interior o exterior del proyecto.

Bach_4742

Bach_4745_2

La importancia de la luz en estos espacios “mecanos” está solucionada por la entrada de luz difusa proveniente de la orientación norte. Las fachadas sur del museo son opacas, aprovechando para abrir las demás para reunir  la entrada de una luz tenue que guarde relaciones con la iluminación escénica que tienen que venir dadas por la utilización de este edificio como parte de un museo. Aparte se abren huecos para la entrada de luz en la cubierta, creándose claraboyas que proporcionan luz suficiente en las áreas internas del centro.

Gracias a esta solución las exhibiciones se pueden apreciar mucho mejor a la luz del día a la vez que los visitantes disfrutan de una temperatura agradable en el recinto durante todo el año, pese a que su concepto acristalado nos hace pensar que sea imposible.

Bach_4739_2

Bach_4767_2

Como síntesis, el fundamento del proyecto fue desarrollado de acuerdo con el concepto de “Conglomerate Ordering” que formularon en los años 80 en el que expresan que:

“Un edificio debe permitir ser interpretado, queremos decir capaz de ser leído en distintas formas por los ocupantes de manera que se convierta en parte suya”.

Reconocen constantemente la necesidad de que los espacios activen nuestros sentidos porque es de esa manera cuando nos “apoderamos” de él, produciéndose una conexión emocional entre el espacio y el individuo. Esta idea, que los Smithson desarrollan y buscan aplicar en sus obras, consiste en la condición de la necesidad de recorrer el edificio para entenderlo. El edificio no se concibe como conjunto a primera vista, no se muestra como un “todo” desde el principio sino que uno lo va “armando” poco a poco mientras lo va recorriendo.

La idea es exaltar nuestras capacidades perceptivas proponiendo un sistema que potencie los sentidos y a través de nuestra percepción hacernos partícipes indispensables de la concepción del edificio. Cuando el ocupante lo penetra y se apropia del espacio con sus sentidos, entiende el edificio, lo concibe en su totalidad porque se produce esa “apropiación emocional” indispensable en la identificación del individuo con el espacio.

3 – Opinión crítica de la obra o del proyecto: planteamiento y resultados conseguidos, preferentemente, respecto a la idea de arquitectura e infraestructura.

Como opinión personal, este proyecto describe a la perfección como un edificio puede estar sujeto al paisaje moldeándose al mismo y no destruyéndolo. Su colocación en el mismo le da cierta ligereza al conjunto, separando el museo en tres edificios incorporando el paisaje entre ellos, además su transparencia hace que el paisaje sea el principal impulsor del proyecto teniéndolo siempre presente.

El desarrollo de  las relaciones entre el individuo y la obra proyectada, se describe como una de las ideas fundamentales de la arquitectura en la que ésta última debe responder al individuo, como principal objetivo, para hacerla habitable; el juego de las luces, la propia “inmaterialidad” del edificio y su posición hacen de este museo un juego constante para los sentidos, que hacen partícipe al visitante no solo en las propias salas de exhibiciones sino con su lectura desde el paisaje exterior.

Autor/a de la entrada: Cristina Salmerón López.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Judy Chung, Chuihua; Tsung Leong Sze: The Charged Void: Architecture. Allison and Peter Smithson. 1ª ed. New York: The Monacelli Press, 2001.
  • Marco Vidotto: Alison + Peter Smithson. Obras y proyectos.1ª ed. Barcelona: Gustavo Gili, SA, 1997.
  • Max Risselada (ed.).Alison & Peter Smithson. A Critical Anthology. Barcelona: Polígrafa, 2011.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: