you're reading...
I4-ARQUITECTURA (14-15)

Pabellón de Portugal Expo’Lisboa, 1995-98. Álvaro Siza Viera.


Pabellón de Portugal Expo’Lisboa, 1995-98. Álvaro Siza Viera. Lisboa, Portugal. Colaboradores: Eduardo Souto de Moura.

 

Presentación1 (2)

 

1. Descripción del proyecto

Edificio situado en el Parque de las Naciones en Lisboa, a orillas del río Tajo y que busca establecer una relación dinámica con el resto de edificios que se encuentran en el contexto. Fue concebido para la representación nacional portuguesa en la Exposición internacional de Lisboa del año 1998, con la función de permanecer en esta nueva zona de la ciudad como símbolo de modernidad. El tema de la Expo, “Los océanos: Un patrimonio para el futuro“, conmemoró el patrimonio de los descubrimientos portugueses y exigió al arquitecto una interacción sensible entre el pabellón y el puerto.

Hay que destacar la participación del arquitecto Souto de Moura en el diseño de sus espacios.

 

Presentación1 (2)

 

El área destinada para el desarrollo de la Expo era una zona ambientalmente deteriorada a orillas del río Tajo. El propósito de los organizadores fue no solamente recuperar esta área sino convertirla en una zona dinámica en el desarrollo futuro de la ciudad. La intención en Lisboa fue, desde un principio, el poder integrar las áreas de exposición al desarrollo de la ciudad, una vez finalizado el evento.

La zona de la Expo conformó el nuevo distrito de Olivais, el cual se conectaría a la ciudad mediante una nueva línea de metro, el puente Vasco da Gama  y una estación multimodal diseñada por Santiago Calatrava. El plan maestro de la exposición optó por un patrón urbano claro y racional, organizado a lo largo de una gran arboleda y priorizando su relación visual con el agua.

 

Presentación1 (2)El arquitecto, enfatizando en la conexión entre el espacio y la vista más allá, quiso enmarcar la vista del río con un espacio cerrado y libre de pilares.

 

 

Presentación1 (2)

 

 

El proyecto contó con una serie de dificultades a tener en cuenta, ya que debía tener una imagen emblemática y a su vez ser compatible con actividades que podrían desarrollarse en el edificio posteriormente, con un programa aún sin fijar. A esto hay que añadirle el problema de ser implantado con el contexto de un plan esquemático que podía sufrir cambios, con edificios a su alrededor en fase de construcción y cuyos diseños no estaban completamente definidos. A la vista de estas dificultades, el proyecto tomó la forma al proponerse desplazar el edifico hasta el muelle situado en la esquina noroeste, como si fuera una gran nave sólidamente anclada a la orilla. Esta decisión alteró la propuesta preliminar, en la que el edificio ocupa una posición en eje con el muelle, en el espacio situado entre este y la avenida lateral. La nueva asimetría permitía establecer una relación dinámica con el resto de los edificios situados a lo largo del muelle y que se encontraban en proceso de ejecución.

Presentación1 (2)

 

El edificio destaca sobre el resto de construcciones por una gran pérgola curva que forma la cubierta. Ocupa una estructura modulada de aproximadamente 70×90 metros, en sótano y dos plantas, con un patio interior, un patio exterior abierto al norte y un pórtico paralelo al muelle orientado al este. La luz natural queda garantizada por una distribución de huecos modulada y por la apertura hacia los patios. Esta distribución regular de los huecos, combinada con la localización estratégica de la circulación vertical, permite una gran flexibilidad para la subdivisión y utilización futura del espacio.

 

 

 

Presentación1 (2)

 

El programa se articula en dos sectores diferenciados organizados en tres plantas. El primer sector está constituido por un espacio exterior cubierto destinado a funciones ceremoniales, de un área de 3900m2. El segundo, por un edificio de unos 14000m2 organizado en torno a un patio interior cuadrado que permite dotarlo de iluminación. En este sector se encuentra la zona de exposiciones, la zona de recepción de visitantes, los restaurantes y la zona de servicios en la planta sótano.

 

Presentación1 (2)

Presentación1 (2)

 

Planta baja

pb

Planta primera
p1Planta cubierta
Presentación1 (2)

Sección longitudinal, alzados norte y sur.

 

Presentación1 (2)

Alzado oeste y este

Presentación1 (2)

2. Análisis de su arquitectura

En cuanto a su estructura, el aspecto más espectacular y destacable es la gran “vela”  curvada de hormigón armado de 65×58 metros y de 20 cm de espesor. Como si de una hoja de papel se tratase, aparece suspendida y sin apoyos centrales, esto se logra gracias a que está suspendida por cables de acero en ambos extremos.  Utilizando la misma tecnología que un puente colgante, está diseñado como una estructura en forma de cinta tensada, en la que los cables sueltos se endurecieron con hormigón pretensado para eliminar la oscilación y el rebote. Además de darle una elegante textura limpia, el hormigón pintado le da peso al techo para evitar corrientes de aire fuertes.

Los dos pórticos sustentantes se encuentran revestidos de azulejos en tonos rojos y verdes, siendo esta la primera vez que Siza utiliza este material de construcción portugués en exteriores.

 

Plano estructural

Presentación1 (2)

 

 

Detalle de la cubierta del patio principal

 

Presentación1 (2)

 

 

 

3. Opinión crítica del proyecto

Uno de los aspectos a destacar en la obra es la flexibilidad con la que se proyecta. Gracias a esto, no solo fue concebida para la Exposición de Lisboa, sino que se planteó de modo que pudiera tener una utilidad en otras actividades posteriores. Algo que también considero interesante es la utilización de materiales de construcción portugueses, que combinan con la sobriedad y el minimalismo del proyecto dándole un toque de color. Aunque se caracteriza por  sus líneas rectas y contundencia, uno de los aspectos más llamativos de la obra es la gran estructura en forma de vela que cubre el patio. Resulta increíble que esa cubierta pueda ser sustentada por tan solo dos bloques verticales y una estructura interior de acero sin la necesidad de un apoyo central, ya que la luz que cubre es de gran tamaño. Por último, me gustaría destacar la importancia de este edificio como parte de la Exposición de Lisboa en la reactivación de una zona deteriorada, que no solo consigue recuperar este área sino que lo convierte en una zona dinámica en el desarrollo futuro de la ciudad ya que como sabemos en la actualidad, el edificio acoge en su interior eventos musicales, artísticos y galas benéficas.

Bibliografía:

Jodidio, Philip: Álvaro Siza. Taschen, 1999.

Sánchez Vidiella,Álex: Álvaro Siza:Apuntes de una arquitectura sensible. Loft publications, 2009.

Márquez Cecilia, Fernando y Levene, Richard. El croquis,Álvaro Siza 1958-2000, Madrid.El croquis editorial, 2007.

 

Autor/a de la entrada: Paula, Cano Payán.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: