archives

Teresa Aguilar Carrasco

Teresa Aguilar Carrasco ha escrito 2 entradas para PROYECTOS 7 / PROYECTOS 8

VIVIENDAS EN HAM COMMON. JAMES STIRLING Y JAMES GOWAN . LONDRES, REINO UNIDO. 1955-1958.


1. DESCRIPCIÓN DE LA OBRA: RELACIONES CON CONTEXTO URBANO; PROGRAMA Y FUNCIONALIDAD.

El edificio de viviendas colectivas en Ham Common se sitúa en el jardín de una casa de estilo georgiano del siglo XIX, Langham House. La parcela, situada en Richmand upon Thames, un barrio periférico de Londres en el que predomina una espesa vegetación y cuyas edificaciones son escasas, presenta una forma muy particular en la que cobra protagonismo su estrechez (206,65 m de largo frente a los 32,61 m de la fachada norte y los 17,37 m de la sur).

1

Ortofoto de Langham House en el barrio Richmand upon Thames

Para poder comprender la obra es necesario entender el tiempo en el que se construye. La Manousso Group Companies encarga a Stirling y Gowan la construcción de 30 viviendas colectivas en el jardín de la Langham House. En mitad del siglo XX y tras finalizar la Segunda Guerra Mundial surge una nueva generación de arquitectos que reaccionarán a las propuestas del Movimiento Moderno de la primera mitad del siglo.

Stirling y Gowan estarán influenciados por algunos autores de diferentes corrientes de este movimiento como Frank Lloyd Wright o Le Corbusier. Los aspectos que Stirling aprende de la arquitectura de Le Corbusier y la forma de hacer ciudad de Frank Lloyd Wright son compatibles ya que en ambos casos se trata la relación de la vivienda con la naturaleza. Encontramos bastantes semejanzas entre algunos de los proyectos de dichos arquitectos y las viviendas en Ham Common como la Maison Jaoul de Le Corbusier o las propuestas de ciudad-jardín de Frank Lloyd Wright. Además heredará de la arquitectura norteamericana, durante su viaje a Nueva York, la idea de que es posible la diversidad de soluciones y que todas ellas pueden ser válidas siempre que sean útiles.

La parcela de dimensiones ya citadas presenta una orientación Norte-Sur con conexión directa a vías de acceso rodado a través de los lados más estrechos. Un camino peatonal situado junto a la medianera este conecta estas dos entradas a la parcela y permite el acceso a las viviendas. Este camino no se concibe simplemente como zona de tránsito sino que será el eje a partir del cual se organicen los distintos volúmenes en la parcela.

parcela

Perspectiva del conjunto

El conjunto residencial está formado por tres bloques de viviendas y dos volúmenes dedicados a aparcamientos; uno de ellos se sitúa en la fachada sur del bloque lineal mientras que el otro se sitúa en la medianera oeste, en la entrada más cercana a los otros dos bloques. Stirling y Gowan utilizan dos agrupaciones de viviendas colectivas diferentes. La primera de ellas, en el bloque de mayor longitud situado al norte de la parcela, se organiza mediante núcleos de comunicación en cajas de escaleras. El bloque presenta tres plantas con seis viviendas en cada una de ellas. Cada vivienda consta del estar y la cocina, el baño y uno, dos o tres dormitorios. El estar, la cocina y el baño se presentan como un paquete organizado en torno a la chimenea, la cual está integrada en un mueble que se convierte en el punto central de la vivienda a partir del cual se lleva a cabo la distribución de los distintos espacios. La existencia de dicho mueble y la consiguiente distribución de los espacios hacen posible que las circulaciones en la vivienda sean mínimas. Este conjunto de estar, cocina y baño se mantiene invariable e, independientemente del número de habitaciones de la vivienda, siempre tiene la misma superficie. Esto es posible gracias a un perfecto acople de las tipologías según combinen viviendas de uno, dos o tres dormitorios. Así, en planta baja cada caja de escaleras da acceso a dos viviendas, una de dos dormitorios y otra de un dormitorio. Ambas viviendas presentan la misma distribución e incluso podrían llegar a tener el mismo número de habitaciones, pero la tipología de un dormitorio cede su segundo cuarto al espacio colectivo convirtiéndose en cuarto de instalaciones o almacenamiento. Otra diferencia entre ambas tipologías es la disposición del estar, orientado al oeste en la vivienda de dos dormitorios y al este en la de uno. El conjunto que acabamos de describir formado por la escalera y las dos viviendas se repite en toda la planta baja. La alternancia, por tanto, de la orientación de las zonas de día provoca los entrantes y salientes que observamos en la fachada, rompiendo con la posible continuidad de esta.

31-e1498052075981.jpg

Planta baja del bloque con caja de escaleras

4

Tipologías de uno y dos dormitorios del bloque con caja de escaleras

En las dos plantas siguientes se repite el mismo esquema con la diferencia de que las viviendas de un dormitorio se convierten en viviendas de tres. A pesar de este aumento de dormitorios la superficie total de la planta se mantiene constante coincidiendo en todo momento con la planta baja. Esto sucede porque la vivienda de tres dormitorios recupera el espacio cedido como zona común que antes mencionábamos y la escalera reduce el espacio colectivo que pasa a convertirse en el tercer dormitorio. Por tanto se vuelven a alternar las orientaciones de las zonas de día y continúa la discontinuidad en la fachada. La sucesión de zonas de día y de noche unido al retranqueo de estas últimas con respecto a las zonas de día, hace posible que la colocación de las ventanas otorgue a cada espacio la privacidad que se necesita.

51.jpg

Planta tipo del bloque con caja de escaleras

6

Tipologías de dos y tres dormitorios del bloque con caja de escaleras

Por otro lado los arquitectos utilizan una tipología de viviendas en galería en los otros dos bloques, ambos de menores dimensiones. Debido a la geometría de la parcela y a las dos entradas existentes al norte y al sur de esta, los bloques se sitúan de forma simétrica produciéndose un paralelismo entre los accesos a la parcela y la entrada a estos. Cada bloque consta de dos plantas con tres viviendas de dos dormitorios cada una. En este caso la comunicación entre las viviendas se realiza a través de una pasarela que aporta al bloque el sentido de colectividad ya que las viviendas se podrían entender como viviendas unifamiliares aisladas. Las pasarelas aparecen también en planta baja, donde no solo dan acceso a las viviendas sino que permiten el paso a las distintas zonas del jardín. El uso del vidrio en planta baja es fundamental puesto que la transparencia que este aporta permite que el jardín (aun estando dentro del bloque) esté presente en todo momento. Desde el camino peatonal puede verse completamente el ancho de la parcela a través de la puerta acristalada de entrada. A ello contribuye el uso del vidrio y  el hecho de que la disposición de las tres viviendas en planta permita la continua conexión entre interior y exterior. Todo ello crea una sensación de mayor anchura.

71.jpg

Planta baja de los bloques de menores dimensiones

8

Planta tipo de los bloques de menores dimensiones

2. ANÁLISIS DE SU ARQUITECTURA

Una vez estudiada la volumetría analizamos la materialidad, el otro instrumento principal utilizado por los arquitectos. A diferencia de la mayoría de obras llevadas a cabo durante el Movimiento Moderno en las que predominaba la ausencia de ornamentación en fachada y la utilización del color blanco y el vidrio, en esta obra predomina la utilización del ladrillo característico de la arquitectura inglesa.

La estructura, por tanto, consiste en muros de carga de fábrica de ladrillo sobre los que se apoyan los forjados de hormigón cuyo frente queda visto en la fachada creando líneas horizontales  que cortan la continuidad de éstos. La chimenea, cuya función es la de organizar los espacios, se aprovecha como elemento estructural, al igual que los muros que cierran los núcleos de escaleras; estos se colocan transversalmente a los muros de carga principales de manera que, además de atar los longitudinales, permiten resolver las discontinuidades que veíamos en la fachada del bloque lineal.

9

Fachada discontinua del bloque con caja de escaleras

10

Fachada discontinua del bloque con caja de escaleras

Dicha discontinuidad en las fachadas, fruto de la composición volumétrica, continúa en la elección de los huecos; unos de suelo a techo, otros de menores dimensiones. Sin embargo, el tratamiento de estos es el mismo, esto es, carpinterías de madera pintadas en blanco que producen visualmente un contraste con los tonos más oscuros de los ladrillos y del hormigón. Los huecos que llegan de suelo a techo quedan enmarcados en la parte superior e inferior por los forjados, efecto que se repite en los de menores dimensiones al colocar los dinteles y antepechos de hormigón visto. Estos se encofran utilizando maderas blandas para que incidan en la visión desde el exterior. El uso del hormigón visto no es solo una cuestión estética ya que los antepechos trabajan en la estabilidad de los paños de fábrica de ladrillo.

111.jpg

Tratamiento huecos

En cuanto a las viviendas en galería la intención principal de los arquitectos es la identificación de las partes. Para ello se recurre al uso de transparencias mediante cristaleras mientras en planta primera, la pasarela de hormigón, se separa de los bloques. La fisura de separación entre pasarela y viviendas se interrumpe únicamente por las vigas de hormigón y las losas que dan acceso a las viviendas.

12.jpg

Interior de los bloques de menores dimensiones

Otra de las características de estas viviendas es el tratamiento de los testeros con la colocación de la cristalera ocupando toda la superficie. Este plano se diseña con la idea de que el jardín este siempre presente en el salón. Constructivamente y, en concreto, térmicamente, el plano se resuelve mediante la utilización de un aislamiento en las particiones de mayores dimensiones. La cristalera no solo se utiliza en este plano sino que también lo hacen en las esquinas. Para ello es necesario retranquear el muro de ladrillo disminuyendo el impacto que este pudiera tener en la visión desde el jardín.

13

Interior de los bloques de menores dimensiones

3. OPINIÓN CRÍTICA

Los arquitectos consiguen con esta obra no solo proyectar un conjunto residencial sino crear un nuevo modelo de ciudad a partir de las viviendas. Muestra de ello es el camino longitudinal que recorre toda la parcela a través del cual se introduce la calle en esta, originando un cambio en la sección convencional de la misma que tomará nuevas dimensiones. En esta nueva concepción de la calle se ve reflejado la mayor importancia que se le otorga al recorrido peatonal frente a los destinados al tráfico rodado puesto que el primero se convierte en el eje estructurador de la parcela y, sin embargo, el segundo se plantea simplemente como acceso a los aparcamientos. Además, las viviendas son exentas separándose de la medianera tan solo unos metros ya que no existe la intención de crear límites ni barreras. Otra de las manifestaciones de la creación de ciudad es la igualdad que existe entre la proyección de los espacios exteriores e interiores, los cuales mantienen una constante conexión en planta baja. Esta relación entre las viviendas y el jardín puede convertir el proyecto en un ejemplo de aplicación de la ciudad-jardín del movimiento moderno.

Sin embargo, como crítica podríamos decir que a pesar de la existencia e importancia del espacio público encontramos ausencias en el trato del espacio colectivo ya que este aparece simplemente como espacio de tránsito pero no de estancia. La presencia del parque frente a la casa Georgiana no hace que los arquitectos priven a las viviendas de un jardín propio pero sí puede que sea la causa de que no se trate el jardín como zona de estancia.

Es interesante destacar como la obra consigue reflejar la idea de modernidad utilizando elementos tradicionales como el ladrillo o la idea de organización en torno a la chimenea ya que desde la prehistoria las viviendas se organizaban alrededor del “hogar”. Este contraste entre tradición y modernidad lo encontramos actualmente en otros elementos que no han sido pensados por los arquitectos ya que se trata de la decoración del interior de la mayoría de las casas.

Como última observación podemos decir que la obra se piensa desde un principio como un conjunto en el que todas las disciplinas de la arquitectura tienen su importancia, la estructura, la materialidad, el sistema constructivo, la espacialidad, etc., están estrechamente unidos y no podríamos separarlos para explicarla.

4. BIBLIOGRAFÍA

  • REESER LAWRENCE, A. James Stirling. Revisionary modernist. Yale University Press, 2012. ISBN: 978-0-300-17005-4
  • STIRLING, J., WILFORD, M. Y ASOCIADOS. James Stirling. Obras y proyectos. 2ª edición. Barcelona: Gustavo Gili, 1985. ISBN:84-324211985
  • HOWE BAKER, G. The Architecture of James Stirling and His Partners James Gowan and Michael Wilford: A Study of Architectural Creativity in the Twentieth Century. Inglaterra: Ashgate, 2011. ISBN 9781409409267
  • MAXWELL, R. James Stirling Scritti di architettura. Milán: Skira, 1998. ISBN 88-8118-350-1
  • MAXWELL, R. James Sturling, Michael Wilford. Suiza: BirkhäuserVerlag, 1998. ISBN 3-7643-5291-4
  • RAMOS-CARRANZA, AMADEO. Langham House Close. Viviendas colectivas en Ham Common. James Stirling y James Gowan. 1955-58. En Manuel Trillo de Leyva; Amadeo Ramos-Carranza Construyendo Londres; dibujando Europa. Sevilla: Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura (FIDAS/COAS), 2003, pp. 71-87. ISBN 84-933738-3-4

 

Anuncios

Centro de Estudios Camilianos. Álvaro Siza


Título: Centro de Estudios Camilianos

Autor: Álvaro Siza

Localización: Sao Miguel de Ceide, Portugal

Año: 1998-2005

1. Descripción de la obra: relaciones con contexto urbano; programa y funcionalidad.

El Centro de Estudios Camilianos se encuentra en Sao Miguel de Ceide, una freguesía portuguesa perteneciente al concelho de Vila Nova de Famaliçao que apenas supera los mil habitantes. Sao Miguel de Ceide, rodeado por un paisaje principalmente rural, presenta una estructura anárquica en la que predominan las edificaciones aisladas.

ortofoto-lejos

El Centro de Estudios surge para concentrar la obra de Camilo. Camilo Castelo Branco es uno de los autores más representativos de la literatura portuguesa. Nació en Lisboa en 1825 y pasó los últimos 26 años de su vida en Sao Miguel de Ceide, en la casa que había pertenecido al marido de Ana Plácido, la cual tras la muerte de éste la hereda.

El proyecto surge de la insuficiencia de la casa de Camilo para preservar su legado. La idea inicial era la de construir un edificio que se situara junto al museo (Casa Camilo) y que se convirtiese en un centro activo de difusión teniendo por objeto la figura y obra del escritor.

casa-camilo

Sin embargo el proyecto no se concibe solamente como un centro donde recoger la obra del escritor sino que se pretende con él resolver la problemática de la fragmentación del territorio, convirtiéndolo en la parte fundamental que organice el resto de las partes. Por ello el Centro de Estudios integra un complejo que incluye la Casa Camilo y la de su hijo Nuno, además de integrar en la ordenación el Centro Social y Cultural y la Iglesia. Por tanto era indispensable un planteamiento global en el que el Centro de Estudios fuese un lugar neurálgico sobre el que basculase todo el conjunto.

situacion-edificios-senalados-9-x-12-120-ppp

Siza concentra el Centro de Estudios en el centro de la parcela liberando el máximo de superficie y provocando así la posibilidad de contaminación del espacio público por el espacio privado abierto. Al espacio público que rodea todo el edificio, se le pone límite mediante la utilización de elementos pergolados.

1.jpg

elementos-pergolados

elementos-pergolados-2

En el edificio se separan las circulaciones: por un lado la entrada destinada al personal de estudio y visitantes y por otro, al administrativo, una solución que se aprovecha de la topografía existente en la parcela­.

La parcela, está en una situación difícil al estar rodeada por las vías de tráfico rodado, que hace que el acceso correspondiente al personal de estudio y visitantes se lleve a cabo a través del jardín de la casa de Nuno. Gracias a la reordenación de este jardín, el camino de acceso que recorre toda la medianera, desemboca en la parte trasera del edificio, en un patio limitado por tres cuerpos: el atrio de recepción, la sala de lectura y la sala de exposiciones.

4

5

Por otro lado, tanto la situación de la parcela como la topografía hacen posible el segundo acceso del que antes hablábamos, el del personal administrativo. Este se produce directamente desde la vía de tráfico rodado accediendo al edificio por su nivel inferior.

El primer nivel, al que se accede desde el jardín de la casa de Nuno, concentra los espacios generales y de relación. Una vez que entramos al Centro de Estudios, nos encontramos con el atrio de entrada, un espacio vestibular alrededor del cual se organiza todo el edificio. En este nivel se sitúan, además de los ya citados, el auditorio, la cafetería y los espacios administrativos.

1_nivel-superior

8

9

7

El nivel inferior queda reservado exclusivamente para administración y almacenaje. No tiene apenas presencia al exterior y es privado. Como veíamos antes, el desnivel topográfico hace posible que el acceso se excave en la tierra quedando así oculto. Además, dicho acceso limita la parte pública del jardín de otras zonas exteriores que se relacionan con la zona administrativa. Consigue así que el jardín público no llegue hasta el límite catastral de la parcela.

1_sotano

2. Análisis de su arquitectura

En cuanto a la arquitectura, debido a la escasez de información constructiva y estructural, suponemos que se trata de una obra realizada con muros de hormigón; muros que en determinados espacios diáfanos, como es el caso del atrio junto al salón de actos, se convierten en pequeños pilares apantallados que contienen además las tierras al estar el patio parcialmente excavado.

1_secciones-1-120-9-x12

1_secciones-2-120-9-x12

1_secciones-3-120-9-x12

Centrándonos en la materialidad, podemos destacar el contraste que se produce en el exterior entre la frialdad, de color blanco (predominante en la obra), el gris del pavimento exterior, la base de los muros y la calidez que aporta la vegetación. Dicha vegetación es cuidada por Siza como cualquier otro elemento de la obra, tanto el tipo como su distribución, de manera que los distintos cuerpos o volúmenes nunca son visibles en su totalidad. Además esta vegetación tiene distintas finalidades, además de romper con la frialdad de la piedra, proteger del sol y la visión directa de determinados espacios como la sala de lecturas, rodeada por almendros, o las zonas administrativas. En el interior podemos observar cómo se juega con la combinación del color blanco (siempre presente) con la solería que, aunque varía dependiendo de la sala (madera o material cerámico) se mantiene sin embargo dentro de una misma tonalidad.

3

2

materialidad interior.jpg

La correcta iluminación y ventilación de todos los espacios enterrados se consigue mediante la existencia de patios, en concreto dos patios enterrados. Uno de ellos comunica con la zona donde se encuentra el salón de actos sirviendo de fuente de luz y ventilación. El otro patio lo encontramos en el acceso al nivel inferior del personal administrativo. En este caso se utiliza, además de para iluminar y ventilar la zona de almacenaje y administrativa, como zona de instalaciones, especialmente de climatización, liberando así la cubierta de equipos. Siza consigue de esta manera que la cubierta forme parte del proyecto, en un gesto mñas de integración en el entorno.

6

10

patio enterrado 2.jpg

cubierta

 

3. Opinión crítica

Siza estudia las relaciones entre espacio interior y el espacio libre exterior. Esta relación con el exterior, principalmente, del vestíbulo, se consigue a través de grandes puertas que pueden abrirse dando lugar a dicha continuidad. El atrio de entrada, sin embargo, se concibe como un espacio más reservado al cumplir su función de acceso y salida de visitantes.

relacion interior exterior 3.jpg

relacion-int-ext-2

relacion-int-ext

Hay que destacar también la integración de la obra en el entorno, presentando una estrecha relación con este y con las construcciones que lo rodean, las cuales se tienen presenten desde el comienzo del proyecto, lo que impide entender su situación y relaciones sin conocer y analizar previamente el lugar.

4. Bibliografía

  • CASTANHEIRA, C. Álvaro Siza: the function of beauty. New York : Phaidon , 2009. ISBN 9780714849461
  • MÁRQUEZ CECILIA, F. y LEVENE, R. Centro de Estudios Camilianos. En: Álvaro Siza, 2008-2013: lecciones magistrales = master lessons. Madrid: Croquis, 2013, no 168, pp. 68-81

 

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 235 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: