EJERCICIO “PROYECTOS 7” 2013-14

SISTEMAS DE ESPACIOS Y ALOJAMIENTOS TEMPORALES

Nuevos tránsitos, nuevas habitaciones.
La actual situación de la economía global, ha generado una crisis que afecta directamente a la forma de crecimiento de las ciudades, desmesuradas y descontextualizadas, irrumpiendo en los paisajes e imponiendo el criterio especulativo por encima de todo. Si una ciudad fuese revisada como una infraestructura de abastecimiento hubiera obligado a pensarla desde la optimización de los recursos y, seguramente, se hubiera puesto coto a las expansiones sin criterios que, además, obligan también a ampliar todas las redes y sistemas de infraestructuras de abastecimiento y comunicación. Se ha olvidado que cualquier proyecto de arquitectura se relaciona, por lo tanto, con la estructura física del territorio y con lo necesariamente habitable o re-habitable. Algunas de sus infraestructuras están, claramente, en un grave proceso regresivo y muchas de las rutas habituales de tránsito y movimientos de personas y mercancías han desaparecido o han minimizado fuertemente su ritmo.

Turismo y Universidad.
El turismo, principal sector económico y productivo del país, se consolida como motor de muchas de las actividades que se desarrollan en una ciudad. Si sobre un plano de la ciudad dibujáramos las rutas turísticas que recorren el centro de una ciudad, obtendríamos un mapa de los movimientos específicos de estos grupos, nada parecido al plano que solemos utilizar. Estos tránsitos tienen además sus franjan horarias bien delimitadas. Este atractivo económico que se genera en torno al turismo, provoca el interés de muchos sectores sociales siendo hoy uno de los argumentos más propicios para lograr la reactivación de sectores obsoletos. Fuera de los circuitos habituales de tránsito turístico, se plantean fórmulas y ofertas que tratan de atenuar la actual concentración de las personas en los centros históricos.

Una Universidad, con diferentes campus, facultades, residencias, etc., es otra de las actividades que hacen habitar permanentemente pero de manera alternativa una ciudad. No se trata tanto de buscar la proximidad de residencias y facultades, como de potenciar servicios y comunicaciones para esta importante población, y así, estratégicamente, poder reactivar zonas urbanas –barriadas- más olvidadas o menos favorecidas por el desarrollo económico y urbanístico de una ciudad.

La otra ciudad. Los espacios productivos en torno al río.
En la ciudad de Sevilla existen diversos lugares que, debido a cuestiones económicas, estratégicas o logísticas, han entrado en clara recesión. Uno de estos sitios es el puerto fluvial de Sevilla que además ha producido importantes transformaciones en la ciudad a lo largo de los siglos y que han modificando varias veces el cauce del Guadalquivir. El desplazamiento aguas abajo del “puerto de Sevilla” deja en la ciudad una infraestructura fluvial análoga a la propia escala que alcanza la ciudad. Su condición de “puerta” de entrada y salida de mercancías hace que confluyan en sus cercanías espacios de almacenamiento, instalaciones, conexiones con otros tipos de infraestructuras de tipo terrestre (ferrocarril, carreteras…) y edificios de usos específicos a las demandas portuarias. La actualización de las instalaciones portuarias ha significado también un proceso continuado de pérdida y recuperación del río por parte de la ciudad; primero cediendo las riberas más próximas al centro urbano y, a medida que el puerto ha ido desplazándose aguas abajo, se han recuperando para el uso y disfrute de los habitantes. Está ampliamente estudiado y datado todas las obras de infraestructura portuaria en Sevilla y puede consultarse en la bibliografía específica que acompaña a este proyecto docente.

El crecimiento de las ciudades, la ocupación de los entornos de estas áreas portuarias, el cambio de las condiciones económicas y productivas que sustentaban estas zonas logísticas dentro o en las cercanías de la ciudad, han creado la necesidad de revisar el uso y funcionalidad estos lugares, provocando la reflexión sobre otras maneras de utilizar estos espacios, en los que se incentive posibles hibridaciones con usos no netamente industriales o logísticos. Estas situaciones de nueva convivencia amplían el campo convencional de los movimientos acotados al transporte de objetos y mercancías y amplifica su acción a todos los nuevos lugares de cruce que se yuxtaponen a los existentes y que han de hacer posibles nuevas estructuras arquitectónicas.

El caso de “Astilleros de Sevilla”.
En el año 1943 se proyectó “Astilleros de Sevilla”, situado en la margen derecha de la Corta de Tablada, inmediatamente después de la esclusa. El inicio de la actividad se produjo en el año 1951, aunque la factoría no estaba completamente terminada. Las principales edificaciones se llevaron a cabo entre los años 1948 y 1952, bajo proyectos de los arquitectos Fernando Arzadun y José Delgado, a excepción de la gran nave que cubría las gradas y talleres de prefabricación (19487-58) que fue diseñada por el ingeniero Eduardo Torroja.

Recientemente ha finalizado la cesión a “Astilleros de Sevilla”. Perteneciendo las instalaciones a Autoridad Portuaria de Sevilla, la ciudad puede recuperar esta infraestructura industrial, enfrentándose así a un nuevo reto más incentivado aún con la reciente concesión de navegabilidad del Guadalquivir y la creación de una Zona Franca. Todos estos hechos hacen potencialmente admisible una regeneración de calado dentro del área. El recinto está incluido dentro del Plan Especial del Puerto 2020, del PGOU de Sevilla, aún por desarrollar, donde se establece que el área seguirá vinculada a la condición industrial que actualmente posee, si bien esta condición pudiera ser revisable y ajustarse a nuevos y necesarios requerimientos.

Rehabitar “Astilleros de Sevilla”.
Se abre la reflexión sobre la potencialidad del área, partiendo de sus infraestructuras y de las edificaciones existentes, considerando la condición industrial del área y previendo la instalación de nuevos usos que, entre otros, podrían ser:

  • Alojamientos temporales vinculados a segmentos de poblaciones específicos y relacionados con el área de oportunidad, destinados a trabajadores itinerantes o investigadores de las diversas compañías instaladas, estudiantes de postgrado o en formación vinculados a las tareas productivas del área, turismo low-cost, etcétera, todas ellas experiencias comprobadas en antecedentes de similares características.
  • Áreas terciarias con vinculación a las actividades industriales, así como laboratorios y otros ámbitos I+D+I. Semilleros de empresa o Centros para jóvenes emprendedores.
  • Espacios de logística con posibilidad de venta al público, tipo “factory”, vinculados a un acceso vía fluvial.

PROYECTO: Sistemas de espacios y alojamientos temporales.

La asignatura de Proyectos 7 centrará su atención en la primera de las opciones que acabamos de enunciar. La temporalidad y la idea de alojamiento, desestiman la construcción habitual de viviendas colectivas. De esta forma, resulta más creíble que el uso alternativo de alojamiento forme parte de la red o sistemas de alojamientos de la ciudad vinculados a las actividades y movilidad que propicia tanto el turismo como el sector universitario. Se pretende que esta iniciativa tenga mayores garantías de éxito al formar parte de las actividades económicas por excelencia de la ciudad, cuestión ya comentada.

Las extensas superficies abandonas como la que se encuentra detrás de las naves de talleres, se están convirtiendo en imágenes características de zonas industriales sin actividad o con un fuerte receso de la misma, apareciendo espacios residuales, vacíos infrautilizados que además resultan ser de acceso restringido. Las naves de talleres, el ramal ferroviario en desuso, la avenida principal de acceso a Astilleros y el límite catastral con la zona logística en su lado norte, son los límites físicos máximos que acotan parte de este vacío indefinido y el lugar de reflexión para una situación concreta del proyecto.

A la escala propuesta, la diversidad de usos que se intuyen, hará que los nuevos alojamientos se inserten dentro de la red de cruces y conexiones constantes de manera que, la nueva arquitectura proyectada, manifieste esa capacidad de ser la receptora de cualquier tipo de intercambio, actividades y estancias libres que se desean.

El proyecto deberá definir el nuevo suelo y deberá resolver el alojamiento para un total de 200 personas mínimo. Los alojamientos destinados a distintos sectores no tienen por qué provocar zonificaciones o segraciones funcionales. Cada alojamiento podrá albergar un máximo de tres personas, pudiendo existir alojamientos para dos personas y también individuales (puede tomarse como referencia: 50% de los alojamientos serán para dos persona; 25% para tres personas; 25% alojamientos individuales). Estos alojamientos tenderán a optimizar las superficies útiles, revisando las funciones que habitualmente se desarrollan en una vivienda, minimizando e incluso eliminando si fuera preciso, algunas de esas funciones que pasarían a ser resueltas en otros tipos de espacios colectivos (cocinar, almacenar alimentos, lavar ropa, zona de estudio compartido, etc.,) y que podrán ser organizados por grupos de alojamientos o número máximo de personas. El alojamiento se sustentará en los espacios y funciones vitales de carácter individual (domir, asearse, almacenaje de ropa, punto caliente, una mesa de estudio, un punto de descanso…).

Los alojamientos proyectados deberán ser capaces de crear una arquitectura en colectividad, de recorridos y encuentros, tanto exteriores como interiores y a distintos niveles, por lo que no serán posibles modelos basados en alojamientos aislados o seriados.

Debe resolverse también la recepción y salida de las personas alojadas, así como elementos de separación con otras zonas de Astilleros que pudieran tener un uso público. Uno o varios alojamientos deberá destinarse a personal de recepción y mantenimiento de las instalaciones.

Alojamientos preferentemente prefabricados o al menos, uso de sistemas industrializados; el sistema estructural portante, preferentemente, montaje en seco.

Este sistema constructivo propuesto va a obligar a una sistematización en el proyecto de las infraestructuras de abastecimiento, los sistemas pasivos de acondicionamiento y renovación del aire, al igual, que será necesario considerar las cualidades técnicas de los materiales prefabricados de cara a la absorción y reverberación acústica. En este apartado de infraestructuras técnicas, el proyecto también destinará locales para la recogida de basuras, sistemas de electrificación, contadores, etc.

Toda la arquitectura proyectada, espacios libres, recorridos interiores, llegada a los alojamientos, etc, deberán ser aptos para el acceso para personas con movilidad reducida, disponiendo para ello las soluciones arquitectónicas o mecánicas pertinentes. Al menos un 5% de los alojamientos resultantes estarán adaptados para estas personas.

No se prevén para este proyecto, zonas de aparcamiento.

PRIMERA FASE: Creación del suelo. El este nuevo suelo deberá posicionarse el proyecto de alojamientos, ofreciendo una imagen aproximada de la estructura espacial y el soporte arquitectónico que se propone. Dibujo y maqueta serán los dos medios fundamentales de comprobación del proyecto, cuyas relaciones fijará una metodología de trabajo.

Para esta fase se propone trabajar a una escala cuyo tamaño nunca sea superior a las dimensiones correspondientes a un formato A1 (posiblemente en torno a 1/500)

La entrega de esta fase será un formato A1 de la propuesta, combinando dibujos en planta y sección; y la maqueta, que, como proyecto, será utilizada y corregida en clase como cualquier otro documento gráfico.

SEGUNDA FASE: Desarrollo de la propuesta de alojamientos en base a proyectado en la fase 1 y las correciones indicadas en las sesión crítica del 14 de noviembre.

El proyecto deberá desarrollarse al menos a escala 1/200. Definición planimétrica suficiente, plantas, alzados, secciones y al menos una volumetría del proyecto en su entorno más inmediato.

————————————————————————————————————————

Extracto del enunciado del ejercicio, incluido en el Proyecto Docente, grupos 4.03 y 4,04. En dicho documento se desarrolla este texto con más profundidad.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: