Ejercicio del proyecto docente: PROYECTOS 7

 LA CIUDAD ENTRE LAS GRANDES INFRAESTRUCTURAS
——————————————————————————————————-

Infraestructuras para la movilidad urbana
Las infraestructuras deben relacionarse con la estructura física del territorio y deben facilitar lo necesariamente habitable o re–habitable. Esta habitual falta de lectura del medio físico y forma de proyectar la ciudad ha generado cantidad de zonas marginales o la proliferación de zonas suburbanas con alta densificación sin las adecuadas condiciones de habitabilidad urbana: ausencia de equipamientos y espacios públicos (zonas verdes y calles). Esta situación ha conllevado que estas zonas periféricas queden fuera de las rutas habituales de tránsito y movimientos de personas, no solo con el centro de la ciudad, sino también con los barrios más próximos de características socioeconómicas similares que padecen los mismos problemas y que dejan aisladas distintas zonas periféricas de las grandes y medianas ciudades.

El uso que se hace de la ciudad histórica, por lo general, no responde al uso convencional que habitualmente hacen los ciudadanos que viven en ella, y menos aún, los que se alojan en los bordes periféricos. Este discurso podría ampliarse si variásemos los parámetros con los que miramos las ciudades obteniendo así mapas muy distintos: uno sería el de las rutas turísticas por la la ciudad histórica; otro podría ser el de la ciudad habitada o transitada, el de las zonas  tranquilas o el de las más densificadas; otro si dibujásemos un plano sólo con aquellas calles que son plenamente accesibles a personas con movilidad reducida; o si se dibujasen sólo los espacios urbanos y calles por debajo de los índices de contaminación admisibles. Quizá lo ideal sería intentar trasladar estas “ciudades paralelas” o “superpuestas” a los lugares periféricos u obsoletos que sin duda aportarían criterios para ayudar a la reactivación de áreas marginales con alta deficiencia urbana, donde sólo es posible dibujar un único mapa de la ciudad, sin otras alternativas, ni superposición de recorridos o flujos que generen intereses y nuevos objetivos a las personas que allí habitan, desvelando también una necesidad de superponer o combinar usos diferentes que multipliquen la oferta de vida a los habitantes de estas zonas vulnerables y de otras adyacentes.

El afianzamiento de un lugar en la época del desarrollismo urbano
Tras la Guerra Civil Española, el largo periodo autárquico que dura, oficialmente, hasta el año 1959, imposibilita los resultados que se pretendían con diferentes planes, normativas e instituciones nacionales creadas para resolver los problemas de regeneración y crecimiento de las ciudades españolas.

Desde mediados de los cincuenta hasta finales de los sesenta, la incorporación del sector público a la construcción de viviendas sociales con la intención de paliar un déficit y de intentar definir modelos de ordenación de las ciudades, supuso para Sevilla el inicio de la ocupación de su periferia. Mientras van emergiendo estas nuevas barriadas, imagen de modernidad promovida por el régimen, se mantienen y consolidan otros modelos urbanos que se habían iniciado a principios del siglo XX y que acabarán teniendo una fuerte presencia en nuestra ciudad como forma de vida alternativa al modelo de viviendas en altura y colectivas: la vivienda adosada, en muchos casos autoconstruida y, generalmente, útil a clases sociales medias y bajas. Un caso conocido es el Tiro de Línea, iniciativa del Patronato Municipal de Casas Baratas que empezó a construirse en el año 1926; o el barrio del Cerro del Águila cuyo trazado realizó Juan Talavera en 1922, año en el que se vende la primera parcela.

El límite este del barrio del Cerro del Águila es la Carretera de Su Eminencia, una circunvalación parcial que cuando se creó conectaba la zona de Heliópolis con la prolongación de la avenida Luis Montoto. Su carácter de límite con el Cerro del Águila no impedirá un proceso de “contaminación” de nuevos asentamientos también de carácter suburbano: los actuales barrios Su Eminencia, Padre Pío y Palmete.

En la fotografía aérea de 1956 –vuelo americano- se reconoce la parte fundacional de este asentamiento marginal en torno a la carretera de Su Eminencia, actual calle Ingeniero de la Cierva, y su cruce con un camino de comunicación entre huertas, hoy, calle Azorín. En dicha ortofotografía, es reconocible la trama de caminos que conectaban otras zonas de huertas, arroyos y canalizaciones que jalonaban la zona este de la ciudad y que acabarán definiendo la trama urbana y las grandes infraestructuras que atraviesan este amplio sector. Así, la SE-30 ocupará la parte de la carretera de Su Eminencia que, una vez superado Padre Pío, se dirigía hacia la prolongación de la avenida Luis Montoto. Pero además de estas grandes trazas reconocibles en las ortofotografías históricas de Sevilla del siglo XX, los caminos peatonales entre huertas también han pervivido, transformándose en las actuales calles Azorín, La Algaba, o la calle Maestro Mariani, esta última con un trazado sinuoso que conecta las dos anteriores hasta llegar a uno de los dos puentes que, sobre la SE-30, comunica los barrios de Su Eminencia y Padre Pío. La estructura parcelaria que daban frente a estos principales caminos entre huertas, ha dado lugar a algunas de las calles interiores que recorren estos barrios.

En el Plan Barrios del año 2001 elaborado por el Ayuntamiento de Sevilla, Su Eminencia, Padre Pío y Palmete aparecen calificados como “barrios vulnerables”. Su origen chabolista de principios del siglo XX derivó a una situación de viviendas autoconstruidas a mediados de los años sesenta. Características de estos asentamientos en la fuerte densificación de viviendas unifamiliares que se extienden sin dar alternativas a la creación de espacios libres, urbanos y colectivos, ni tampoco a equipamientos básicos para el mínimo desarrollo funcional y habitacional a nivel de barrio.

Los barrios de Su Eminencia y Padre Pío, son declarados vulnerables en base a tres factores objetivos como son la tasa de paro, la población sin estudios y el número de viviendas sin servicio o aseo. Otros factores se añaden a confirmar esta situación de vulnerabilidad como es el alto índice de delincuencia y la ya comentada falta de zonas verdes. Basta indicar que en el año 2001, en el barrio Su Eminencia, con un censo de 12.999 habitantes y 5.818 viviendas, la población analfabeta o sin estudio era del 28,47%, el índice de paro era el 29,59% y el porcentaje de viviendas sin servicio o aseo era de 2,28% (la media en el municipio de Sevilla era del 0,74%; en la comunidad andaluza del 1,06%; y en España del 1,00%). Del total de su población, 438 personas poseían estudios universitarios. En cuanto a la edificación, el 80,06% tenía una antigüedad entre 30 y 50 años.  Otros valores que expresan la exclusión de este barrio son: ruidos exteriores 49,30%; contaminación 34,39%; malas comunicaciones 24,88%; pocas zonas verdes 75,99% y delincuencia 80,19%, todas muy por encima de las medias municipales, autonómicas y estatales.

Las infraestructuras actuales
A pesar de las deficiencias detectadas, Su Eminencia y Padre Pío, cuentan con dos estaciones de conexión con la ciudad: la estación de metro de la línea 1 “Cocheras” en el primero; y la estación de cercanía “Padre Pío” en el segundo. Ambas comunicaciones tienen funciones y características diferentes. La conexión entre ambas estaciones y por ende entre ambos barrios, es muy dificultosa, relegada a dos puentes pensados para el tráfico rodado.

El P.G.O.U. de 2006, como parte de la ordenación estructural de la ciudad, diseñó un plan de accesibilidad y movilidad del transporte colectivo (plano Ordenación Estructural, o.e.06). Entre los distintos sistemas considerados (ferrocarril, metro, intercambiadores, transporte urbano y transporte interurbano), proponía como parte del mismo, un “anillo ferroviario” que aprovechaba las líneas férreas de “cercanías”. Este anillo ferroviario se diseñaba por superficie salvo el tramo comprendido entre la Estación de Santa Justa y Polígono Sur que irían soterrados, aunque todavía no está ejecutado el tramo que parte hacia el sur desde el Tiro de Línea. Se incluían en el plano de ordenación una serie de estaciones–apeaderos. De todos los previstos, están ejecutados el apeadero “Virgen del Rocío”, “Padre Pío” y “Palacio de Congresos”.

Respecto al metro la línea 1 es la única ejecutada de las cuatro previstas. Un metro superpone su trazado subterráneo a los sistemas de comunicación de superficie y puede conseguir la reactivación económica, cultural y funcional de una zona urbana que antes estaba segregada de la dinámica habitual de la ciudad.

La construcción de la SE-30 con motivo de la red de infraestructuras de ámbito supramunicipal que se construyeron con motivo de la Exposición Universal del año 1992, consolidó la separación entre los barrios de Su Eminencia y Padre Pío.

Según el plano de Red de Vías Ciclistas de la Ciudad de Sevilla del año 2013, el carril más cercano al barrio de Su Eminencia llega hasta el cruce con la calle Ingeniero de la Cierva (antigüa Carretera Su Eminencia) y la Avenida de la Plata; es decir, termina justo a la entrada del barrio. Otro carril cercano a este barrio se encuentra al final de la Avenida de Los Gavilanes, interrumpiéndose también justo al llegar a la calle Ingeniero de la Cierva. En el barrio Padre Pío, como en Palmete, no existen carriles-bici.

 

Ejercicio del Proyecto Docente:
JARDÍN URBANO, PLATAFORMA HABITABLE Y ARQUITECTURAS CONEXAS EN TORNO A LA SE-30: del barrio de Su Eminencia al barrio Padre Pío
————————————————————————————————————————————————————–

Objetivos:

  • Plantear una estrategia de comunicación -infraestructura peatonal- entre los dos barrios de Su Eminencia y Padre Pío que facilite la reactivación comercial y formativa de sus habitantes, la creación de espacios libres y nuevos equipamientos.
  • Como parte de dicha estrategia, se considera imprescindible facilitar el tránsito entre personas de ambos barrios sobre la SE-30, a nivel peatonal, permitiendo el acceso de sus habitantes a las estaciones de metro, en el barrio de Su Eminencia, y de cercanías, en el barrio de El Palmete.
  • Crear espacios libres y públicos así como de zonas verdes, actualmente inexistentes en ambos barrios.
  • Resolver en encuentro de la ciudad con una vía de denso tráfico rodado, con límite de velocidad superior al de la ciudad (80 km/h frente a 50 km/h o menor), evitando contaminaciones acústicas y visuales, y ofreciendo alternativas al usual soterramiento de estos tipos de vías.
  • Equipamientos encaminados a paliar los déficits educacionales y formativos de cara a la inclusión en el mercado laboral de los habitantes del sector, la creación de un tejido productivo de barrio y el mantenimiento de la población en sus distintas escalas de edades.

Desarrollo del proyecto
La zona concreta de intervención es la franja triangular delimitada por la SE-30 y la calle Rafael García Miguel, en el barrio de Padre Pío; y el vacío que contornean las calles La Algaba, Isadora Duncan,Valentina Pinedo, Avenida de la Plata y Carmen Amaya en el barrio de Su Eminencia, también, junto a la SE-30.

Las zonas de intervención definidas en ambos márgenes de la SE-30 tienen conexión actual a través del puente que conecta la Avenida de la Plata con la Ronda Padre Pío, de uso principal del tráfico rodado, que se observa inadecuado a las alternativas de comunicación que se desean plantear.

En la franja triangular entre el barrio Padre Pío y la SE-30, no será posible edificar, estando destinada toda su superficie al diseño de un jardín que deberá ser entendido como una parte más de este barrio, entrando en valor la solución de separación –contaminación acústica y visual- con la SE-30.

Entre las zonas que se han definido en cada barrio, sobre la SE-30 se proyectará un puente de conexión que tendrá como cabeza o lugar de conexión y comunicación preferente con el barrio Padre Pío el “parque urbano”. Además de servir de comunicación peatonal, en este puente deberá disponer de unas edificaciones ligeras destinadas al uso comercial y/o pequeños talleres para la población residente: una “plataforma habitable” antes que en un puente.

La “plataforma habitable” buscará su continuidad con el solar de intervención que hemos definido en el barrio de Su Eminencia, convirtiéndose éste en la cabeza o lugar de conexión y recorrido entre plataforma y barrio. En este sitio se proyectará un edificio polivalente que combinará un programa de Centro de Menores y Escuela Taller. Además de resolver un programa pormenorizado, el edificio a proyectar tendrá también la misión de generar espacios circundantes de calidad capaces de entender la continuidad que se pretende entre un barrio y otro. Será de vital importancia la detenida observación y entendimiento de las condiciones actuales y futuras de la “cota cero” o “plano del suelo”.

Programa de fases
La PRIMERA FASE comprenderá la elaboración del “mapa de arquitectura” que fundamentará la propuesta. Este mapa atenderá a los aspectos físicos del ámbito de intervención que no se limitará las tres zonas definidas con programa específico, sino que incluirá el conjunto o gran parte, según criterio, de los barrios Su Eminencia y Padre Pío y, obligatoriamente, las estaciones de metro de “La Cochera” y de cercanías “Padre Pío”. Este mapa explorará esencialmente los actuales espacios libres, públicos y privados, junto a las edificaciones, base operativa para proponer caminos o recorridos alternativos que amplíen la oferta de tránsito entre ambos barrios y entre ambas estaciones. Será importante así mismo conocer con precisión los caminos antiguos que existían en la zona, su pervivencia o desaparición.

Sobre este mapa de arquitectura, se elaborará una primera propuesta conjunta e integrada del proyecto definido y demandado en el punto anterior.

El dibujo será el medio para desarrollar esta primera fase del proyecto, fijándose de este modo la metodología adecuada para elaborar el proyecto.

La SEGUNDA FASE se centrará en el desarrollo de la “plataforma habitable” y del Centro de Menores y Escuela Taller. La base de trabajo será el dibujo y la maqueta. En este caso, ambas formas de expresión ajustarán sus objetivos a la nueva escala de trabajo. Han quedado definidos los objetivos y el programa mínimo que ha de cumplirse. El cambio de escala no impedirá seguir utilizando el “mapa de arquitectura” como base de trabajo, no sólo como soporte de la representación, sino de la continuada reflexión del que exige el proyecto. Se incorpora como metodología de trabajo la maqueta, que deberá ser entendida como un instrumento más de elaboración del proyecto, como el propio dibujo en odas y cada una de sus manifestaciones, estableciéndose entre maqueta y dibujo un continuo trasvase de comprobación y verificación de las ideas que van desarrollándose, por lo que dibujo y maqueta serán trabajados simultáneamente.

Las fechas de pre-entregas, sesiones críticas y entregas de cada fase pueden consultarse en la pestaña CALENDARIO de este blog.

El contenido de entregas puede consultarse en el pestaña EJERCICIO > EJERCICIO “PROYECTOS 7” > Contenido ejercicio PROYECTOS 7

————————————————————————————————————————

Extracto del enunciado del ejercicio, incluido en el Proyecto Docente, grupos 4.03 y 4,04. En dicho documento se desarrolla este texto con más profundidad e indicación de contenidos de pre-entregas y entregas de fases.

——————————————————————————————————————————-

Los comentarios están cerrados.