archives

Peter Zumthor

Esta etiqueta está asociada a 5 entradas

ROMAN ARCHEOLOGICAL EXCAVATIONS, CHUR. PETER ZUMTHOR 1985-86


ROMAN ARCHEOLOGICAL EXCAVATIONS. PETER ZUMTHOR

Año: 1986

Localización: Chur, Suiza

Autor: Peter Zumthor

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-02

 

 

1. Programa e intenciones del proyecto: reactivación del edificio y la repercusión en el contexto urbano.

Pabellón construido en 1985 – 1986  para la protección de restos romanos de Chur, capital del cantón suizo de los Grisones.

Chur es la ciudad más antigua de Suiza, los primeros asentamientos que se encuentran datan de  3500 BC. El imperio romano conquistó el pueblo y designo Chur como capital de la nueva provincia romana.

La construcción de estos refugios  es consecuencia del descubrimiento de restos de un barrio romano, el interés por conservarlos y abrirlos para su exhibición pública.

Esta labor será llevada a cabo por Peter Zumthor, quien ideará un conjunto de pabellones que además de actuar como cubierta protectora, hará la función de museo.

Se genera una nueva carcasa proyectora de las ruinas romanas concebida como una construcción abstracta, un marco ligero de paredes hechas de laminado de madera donde el sonido de la ciudad, el sol y el soplo del viento penetra hasta el interior de los volúmenes.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-17

2. Construcción de la idea del proyecto: una visión conjunta de la tecnología, el programa y su materialidad.

Los refugios son de laminado de madera y siguen las paredes externas de edificios  romanos originales, permitiendo a Peter Zumthor una reconstrucción volumétrica abstracta de los edificios romanos, solo en huella, en altura.

El tratamiento de las entradas representa una obra de teatro sobre la relación entre la historia y el presente. La construcción de ventanas en la fachada principal simbolizan las antiguas entradas a los edificios, pero para el diseño de Peter Zumthor no son puntos de ingreso o entrada. La nueva entrada se realiza en las fachadas laterales a través de una caja de metal suspendida de la fachada de madera con una pequeña escalera y una puerta de acero, es decir se generan entradas flotantes.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-03


ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-04

 

A continuación se abre una larga pasarela metálica resuelta con una viga Pratt apoyada únicamente en los puntos de intersección con las fachadas, extendiéndose a través del interior de todos los pabellones dándoles conexión y continuidad con la creación de túneles oscuros.  Se genera por tanto una moderna pasarela peatonal elevada sobre las ruinas que además de dar continuidad es el punto de observación de las mismas.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-14

 

La conexión con el suelo romano y las distintas exposiciones exhibidas al público se realiza a través de escaleras de metal ligero permitiendo al visitante el contraste entre la vida moderna y la vida romana, como un retroceso en el tiempo.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-07

 

El diseño de Peter Zumthor no tiene ventanas, pero la luz y el aire se introducen en el interior de la estructura a través del laminado de madera que compone las fachadas. Existen focos de luz adicional conseguidos gracias a claraboyas que unidos a velos de tela negra permiten focalizar los restos arqueológicos, las murallas.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-08

 

3. Opinión crítica del proyecto.

La intención de Peter Zumthor en esta intervención es la generación de una máquina del tiempo que permita al visitante caminar entre restos romanos en contraste con la ciudad moderna actual. A través del laminado de madera se consigue comprender la extensión de las ruinas sin perder de vista la realidad de la ciudad moderna en la que se encuentran ubicadas.

Los refugios no perturban el paisaje visual. La simplicidad de las cajas de madera además de dar la bienvenida, permiten reconocer que no son el principal atractivo de la zona arqueológica. El entarimado de madera que compone la fachada actúa de velo permitiendo vistas parciales, la luz solar es introducida por las grietas y conjugada con la luz cenital de las claraboyas que junto a los velos negros enmarcan las ruinas romanas.

Toda esta simplicidad es conseguida gracias a una cuidadosa elaboración de la estructura, estructura de acero y madera elaborada en conjunto, una depende de la otra directamente, enmarcando el espacio cuidadosamente.

ZUMTHOR-PETER-CHUR-ROMAN-RUINS-15

Gracias a la combinación de los materiales usados cuidadosamente con los agentes exteriores de la ciudad, el soplo del viento, la luz y el sonido, que penetra a través de las fachadas se genera una especie de pabellón flotante que enmarca las ruinas sin cohibir la conexión con la ciudad exterior.

 

ESCANEAR0000 (4)

 

Bibliografía

–          Peter Zumthor. Tokio: A+U Publishing, 1998

–          Peter Zumthor: Edificios y proyectos 1979 – 1997. Baden Lars Muller, 1998

–          Peter Zumthor: Pensar en arquitectura. Barcelona, Gustavo Gili,

Anuncios

MUSEO KOLUMBA, COLONIA. (1997-2007) PETER ZUMTHOR


Título: MUSEO KOLUMBA, COLONIA. (1997-2007)
Dirección:
50667 Kolumbastraße 4, Colonia, Alemania.
Arquitecta:
Peter Zumthor.

1. Programa e intenciones del proyecto: reactivación del edificio y la repercusión en el contexto urbano.

Tras las destrucciones que sufre Colonia por la Segunda Guerra Mundial, en la ciudad se llevan a cabo intervenciones para su reconstrucción, empezando por las intervenciones y teorías de Rudolf Schawarz y culminando con el proyecto de Zumthor.

En 1990 la archidiócesis de Colonia eligió la zona de la antigua iglesia de Santa Columba como enclave idóneo para la ubicación de su nuevo museo. Con un programa en el cual se solicitaba que no contuviera ni tienda ni cafetería, con el fin de alejar el espacio expositivo del espectáculo de masas, y con una idea de exposición que posee la archidiócesis de Colonia de su colección arte sacro.

Se agrupaban tres bloques de piezas a conservar: las ruinas de la antigua iglesia de Santa Columba (1480), la capilla de la Virgen de las Ruinas (1950) y la capilla del Sacramento (1956), edificada por Gottfried Böhm y que debían mantener su uso como lugar de culto, y los restos arqueológicos hallados en las excavaciones realizadas entre 1973 y 1976.

Planta excación arqueologica.

Planta excación arqueologica.

 

En 1997 se dio a conocer el ganador del concurso, Peter Zumthor, terminando la construcción del edificio entre el 2003-2007. En su memoria el arquitecto destacaba su intención de unir, incorporar y complementar cada uno de los fragmentos y piezas existentes respondiendo a la vez al nuevo uso. No buscaba intensificar las fracturas históricas o eliminar vestigios, sino integrar y proteger las viejas estructuras. Con una reflexión acerca de la destrucción e interpretación iniciada cincuenta años atrás por el ya mencionado Rudolf Schwarz.

 Externamente, el edificio se caracteriza por su masividad, apostando por un juego volumétrico sencillo y severo, de colores cálidos e integrándose a su contexto urbano como al sitio histórico donde se emplaza.

Exterior 1

Exterior 1

 

2. Construcción de la idea del proyecto: una visión conjunta de la tecnología, el programa y su materialidad.

 La primera operación de Zumthor es elevar el edificio sobre la excavación arqueológica y las capillas de Bhom. Ciñéndose al perímetro de la antigua iglesia, envuelve mediante este gesto los fragmentos conservados de su pasado. Las intervenciones arqueológicas, como sexta fachada, nos muestras y cualifican el suelo histórico en el que el edificio se asienta.

El museo funciona como una mesa, una caja hueca de salas expositiva se apoya sobre pilares que perforan las excavaciones conduciendo la carga mediante pilotes a estratos profundos.

Interior 1

Interior 1

Interior 2

Interior 2

 Zumthor es constantemente consciente del uso de los materiales y específicamente los detalles de la construcción. La textura de delgado ladrillo visto gris, creado especialmente para el proyecto, atrapa los restos de la antigua capilla logrando una integración entre lo nuevo y lo antiguo.

Exterior 2

Exterior 2

Exterior 3

Exterior 3

Detalle encuentro.

Detalle encuentro.

El visitante realiza un recorrido dentro de la capilla a través un pasaje zigzagueante que se ubica sobre las ruinas. Este es un recurso utilizado en algunos sitios arqueológicos de manera de el visitante pueda experimentar la obra desde cerca, pero reduciendo el impacto sobre el patrimonio histórico. El recorrido de estas salas se ve amenizado por grandes ventanales en los que el arquitecto enmarca vistas del soberbio paisaje urbano circundante.

Planta baja

Planta baja

Planta primera

Planta primera

Planta segunda

Planta segunda

3. Opinión crítica de la obra o del proyecto: del planteamiento y de los resultados.

El proyecto se enfrenta a un programa específico, seguido de una reflexión e intervenciones llevadas a cabo anteriormente alrededor de toda la ciudad para su reconstrucción. Una situación difícil, polémica según la intervención que lleves a cabo, y que Zumthor sabe reflexionar, meditar y llevar a cabo sutilmente, como en otros de sus trabajos. Dando respuesta a lo solicitado por la Archidiócesis.

En suma, tanto en la forma, el material y el uso de la luz, el arquitecto logra imbuir al museo de un aire de serenidad y meditación. Y en los que podemos observar detalles donde se aprecia la formación artesanal del arquitecto suizo en la exquisita elección y acabado de los materiales.

Secciones

Secciones

R.Serra, The Drowned and the Saved, 1992. Colonia, Museo Kolumba.

R.Serra, The Drowned and the Saved, 1992. Colonia, Museo Kolumba.

Patio.

Patio.

Bibliografía

  • Navarro Martínez, Virginia: “El museo Kolumba: elogia de la pieza ausente”. En Proyecto, Progreso, Arquitectura. Número 1 (edición conjunta con el nº 2). Sevilla, 2010. Pp. 132-143. (texto completo): http://revistas.ojs.es/index.php/ppa/article/view/21/45
  • “Museo Diocesano Kolumba”. En El Croquis, Número 87, 1998, Madrid. Pp. 166-169.
  • “Arte sagrado: Museo Kolumba en Colonia, Alemania”. En Arquitectura Viva. Número 116, 2007. Pp. 38-45.

Zumtor, Peter: “Atmósferas.” Editorial Gustavo Gili SL, Barcelona 2006


Zumtor, Peter: “Atmósferas.” Editorial Gustavo Gili SL, Barcelona 2006 

 1 – Relación del texto con las temáticas del curso.

En el texto, Zumthor nos habla desde su propia experiencia de la creación de la atmósfera. Resume en diez puntos las cualidades que tiene que tener un edificio para ser capaz de generar una atmósfera, un escenario donde suceda la vida en la ciudad. Una de las ideas que se entiende en el texto es la importancia de la infraestructura dentro de la capacidad de generar atmósferas, pues es a través de las infraestructuras como los usuarios se relacionan con el edificio.

2 – Explicación de las ideas de infraestructura o prefabricación que del texto el estudiante entiende.

En el texto se divide en diez puntos o experiencias de la atmósfera. Encuentro que, en algunos de los puntos, se habla de la infraestructura no como las partes de un edificio que dan servicio al mismo, sino a los espacios anexos al edificio. En este sentido, Zumthor nos dice que es igual de importante crear un recorrido previo al edificio que crear un recorrido interior. Estos espacios, ya sean exteriores o interiores, deben ser capaces de emocionarnos, de causar una impresión en nosotros.

Además, esta infraestructura pretende crear espacios donde los habitantes se relacionen, espacios donde se fomente el intercambio. Estos espacios debe de ser capaces de sugerirnos movimiento, deben ser capaces de ser recorridos y deben sugerirnos su recorrido.

Zumthor comenta también la importancia de los materiales en el diseño. Compara la creación de un edificio con el cuerpo humano. Los materiales se colocan por capas, formando pieles, capas resistentes (huesos, músculos), elementos de transporte (arterias y venas), etc.

 3 – Opinión crítica del texto en relación a las ideas de infraestructura o prefabricación.

Zumthor nos deja ver la importancia de los espacios comunes, las infraestructuras. Deben ser, dice, elementos que nos permitan movernos libremente, pero deben estar ideados con un recorrido pensado por el arquitecto. El visitante debe pensar que puede moverse libremente aunque los recorridos hayan sido preestablecidos. Estos recorridos son importantes por la relación que tiene el sujeto con los espacios. Si conseguimos crear una cierta tensión en un punto, generaremos movimiento hacia o desde el mismo, y así conseguiremos

Por eso, la idea que plantea de la Arquitectura como entorno me parece interesante. La idea de que, con el paso del tiempo, se recuerden los espacios como escenarios del imaginario de los habitantes de la ciudad me hace pensar que la implantación del edificio en su entorno ha sido perfecta. Durante el curso se ha hablado de la importancia del edificio y su relación con su entorno, haciendo hincapié sobre las infraestructuras de su entorno. Tras leer este texto, me queda claro que la infraestructura no sólo son las calles, caminos, plazas y parques que puedan existir entorno a nuestra parcela o nuestro edificio. Los edificios de su alrededor, los vacíos y llenos que encontremos en la manzana o barrio donde se implanta, son también parte de esta infraestructura.

4 – Citar al menos una obra / proyecto directamente relacionada con el texto y el curso.

Termas de Vals. Peter Zumthor

“ATMÓSFERAS: entornos arquitectónicos. Las cosas a mi alrededor” Peter Zumthor (2006)


1.       Relación del texto con la temática del curso

Peter Zumthor enseña en esta conferencia los puntos en los que se basa para crear lo que él llama atmósfera en sus proyectos. Son una serie de puntos que se conecta para la creación del proyecto, para él un buen proyecto tiene que poseer una atmósfera, una sensación que crean las distintas cosas de las que se compone.

En este curso hemos trabajado con la idea de la materialidad de la arquitectura, de la construcción, de los materiales; más concretamente con la prefabricación.

Esta conferencia refleja esa forma de trabajar con la materialidad de la arquitectura y lo que ello debe llegar a transmitir, debe llegar a crear una atmósfera, sentimientos al usuario, tensiones, recorridos, etc.

2.       Explicación de las ideas de infraestructuras o prefabricación que del texto el estudiante entiende 

Zumthor muestra 9 puntos que de forma objetiva piensa que son necesarios para la creación de una Atmósfera en un proyecto de arquitectura:

  1. El cuerpo de la arquitectura: la presencia material de las cosas propias de una obra de arquitectura, de la estructura. La arquitectura posee una anatomía creada con la estructura que la sustenta, como las vigas. Se trata de lo que verdaderamente crea el espacio, el principio de todo.
  2. La consonancia de los materiales: un conjunto de materiales, de cosas se unen y reaccionan creando un lugar, una composición. Hay distintos materiales que permiten hacer distintas cosas, transmitir distintas sensaciones, buscar la forma idónea, el material perfecto para crear lo que nos proponemos.
  3. El sonido del espacio: todo espacio funciona como un gran instrumento. Las formas y los acabados de los que se componen hacen que los sonidos se trasmitan de una forma u otra, y ello se refleja en la forma que tienen los usuarios en interactuar entre sí.
  4. La temperatura del espacio: los materiales temperan. Ya hemos hablado de que los materiales transmiten sensaciones, la temperatura es una de ellas. La madera, por ejemplo, transmite calidez, los metales frialdad.
  5. Las cosas a mi alrededor: lo que hay en un lugar, los objetos, hacen que ese lugar sea único, personal.
  6. Entre el sosiego y la seducción: la arquitectura está llena de recorridos. Lo que hace interesante un proyecto, una obra de arquitectura es que te llame a moverte como el arquitecto quiere. De forma que el usuario descubre sus más íntimos secretos y experimenta las sensaciones que quiere transmitirle.
  7. La tensión entre interior y exterior: un ejercicio que desde mi punto de vista es indispensable en la arquitectura, ver desde el interior al exterior y desde el exterior al interior. Sin esta relación, entonces la obra de arquitectura qué busca, y qué pretende.
  8. Grados de intimidad: tiene que ver con la proximidad y la distancia. Las proporciones de las cosas, las masas de las que se componen, las distancias entre las cosas…
  9. La luz sobre las cosas: la LUZ es clave en la arquitectura, la luz al verterse sobre los objetos les da forma, la luz cambia y ello hace que el ambiente cambie, que la atmosfera posea distintas características. La luz le da función a un lugar.

De una forma más subjetiva señala 3 puntos:

  1. Arquitectura como entorno: zumthor defiende la idea de que su edificio no quiere que sea uno de los que salen en las revistas y todo el mundo admire por eso, sino que alguien posea un recuerdo de él por algo que le ocurrió allí, son edificios en los que ocurren cosas, el usuario se siente cómodo para que ocurran, para que haya vida y se vivan momentos.
  2. Coherencia: no busca la forma como fin último en su obra, sino la coherencia, que la función se pueda llevar a cabo sin problemas. Que todo encuentro su explicación en el uso. Para él la tarea más noble de la arquitectura es justamente ser un arte útil.
  3. La forma bella: aunque la función sea importante, que todo se explique mediante su uso, define como su último objetivo la forma. No se centra en la forma para crear su arquitectura, si no que es su último objetivo, mezcla todos los ingredientes explicados con anterioridad y por último los intenta agrupar otorgándoles de belleza.

Todas estas ideas y conceptos se entienden como una gran infraestructura, la de creación de una arquitectura, de una idea. Es todo un mecanismo de engranajes que tienen que estar bien conectados para que el proyecto funcione.

3.       Opinión crítica del texto en relación a las ideas de infraestructura o prefabricación 

En mi opinión, estoy de acuerdo con la forma con la que Zumthor trata los conceptos de los que se tiene que componer una buena arquitectura. Para mí, el concepto que puede ser más relevante pensando en mi forma de proyectar o en lo que me fijo cuando veo otras arquitecturas, es la arquitectura como entorno. Además es curioso que Zumthor catalogue esta característica como algo más personal, desde un punto de vista más objetivo centrándose en su arquitectura. Pienso que este aspecto debe estar reflejado en la arquitectura en general, es un punto a meditar y pensar.

A menudo vemos en revistas de arquitecturas fotografías de edificios y queremos pensar que en un futuro queremos tener un edificio que sea digno de ser fotografiado como ese y que aparezca entre esas páginas. En mi opinión la idea de que mi edificio se viva con intensidad es más placentera que la de que sea fotografiado para una revista, en la mayoría de los casos, vacío. Es normal encontrar estos edificios vacíos entre las páginas de un libro, pero la arquitectura está hecha para personas, y esas personas van creándola y envejeciéndola, de modo que crean escenarios en su vida en los que se encuentra el edificio.

4.       Citar al menos una obra / proyecto directamente relacionada con el texto y el curso

Materialidad en la arquitectura:

–          Termas de vals, Peter Zumthor, 1996

–          Recuperación del museo Kolumba, Colonia

Zumthor, Peter: Pensar la arquitectura; Barcelona: Gustavo Gili, 2009.


Zumthor, Peter: Pensar la arquitectura; Barcelona: Gustavo Gili, 2009.

Esta clara teoría recogida por Peter Zumthor viene seguida por una propia reflexión, vivencias
y recuerdos, de los cuales nos quiere enseñar a entender el cómo hacernos con la
arquitectura, de cómo saber encontrarla, de saber identificar lo que realmente es la buena
arquitectura. Todo ello nos lo enseña mediante su reflexión que la va apuntando en leves
conceptos de fácil comprensión para el lector.


 Yo ahora me encargaré de recoger los conceptos más clarificativos que he encontrado, donde
mientras me dispondré a reinterpretar de esta nueva lección aprendida con esta interesante
lectura.

Uno de estos primeros conceptos que encontramos en el libro es el de la intuición, done el
propio autor sostiene que ese proceso mental viene precedido de la propia experiencia de
cada uno, dónde comienza la arquitectura para todos. Esa intuición que no es nada sin las
imágenes que nos evocan los recuerdos pasados; esos recuerdos que nos hacen rememorar
como era un espacio antes de pensar en la arquitectura como tal. Estos recuerdos son el
germen de nuestra visión arquitectónica y nuestra manera de entender el espacio. Zumthor
pone un ejemplo de cómo él entiende una cocina (se basa en el recuerdo de la cocina de un
familiar) de una manera concreta, en donde la simplicidad de ese espacio le otorga su
autenticidad y naturalidad a ese determinado espacio. Yo a través de mi experiencia tengo
otra idea de cocina. Desde pequeño tengo el recuerdo que las cocinas en las que he vivido,
entiéndase como tal distintas viviendas, siempre ha estado disociada la cocina del lavadero, no
sé si por temas de higiene u otros motivos, pero es a mí ahora cuando me parece el sistema
correcto de separación de esos espacios. No me entra, o a veces me cuesta mucho, el acoplar
las características de sendos espacios pues yo ya tengo formada en mi cabeza la imagen de la
“cocina correcta” basada en mi recuerdo y experiencia propia.

Se habla también de materiales, los cuales son generadores del sentido de la obra
arquitectónica según su composición. Son estos materiales los que matizan detalles y dan
unión general a la idea de la obra. Texturas, colores, brillos, acabados…

Otro concepto claro que encontramos en estas reflexiones es el de la construcción, es decir, de
la auténtica arquitectura. ¿Por qué? Porque la arquitectura nace con el fin de ser construida,
es por lo tanto su misión y todo lo que se desvirtúe esa concepción física deja de ser
arquitectura para bajar al rango de herramienta. Esta construcción deberá estar configurada
por muchas particularidades pero que en su conjunto cobren todo su sentido.

Volviendo un poco al asunto de las herramientas arquitectónica Zumthor hace una aclaración
con respecto al dibujo. Dice de esto que en la representación arquitectónica, en tanto en
cuanto es un paso previo al proyecto, tiene que dar juego a la imaginación y que no caigamos
en el error, que en la actualidad se manifiesta bastante, de que ese dibujo se convierta en el
objeto deseado. Esta representación mediante el dibujo no debe estancarnos en una vana
imagen.

En mi experiencia qué de veces me he quedado absorto en mi propio dibujo pensando en
cómo llegar a esa misma imagen, convirtiéndola en una obsesión, un tortuoso fin al que llegar.
Como referencia a los detalles de un proyecto, se dice que a pesar de ser elementos pequeños
puntuales que se sitúan por todo el proyecto, configuran también la idea del proyecto, por lo
que ellos mismos deben ser capaces de expresar esa idea fundamental del proyecto y no ser
elementos puntuales independientes.

Esto me recuerda muchas veces cuando proyecto… El quedarme atascado y no avanzar lo
suficiente porque me detengo en un mísero detalle, que sin importancia tengo una imagen
prefijada en la cabeza de él, y de cómo me las veo para darle ese convencimiento de proyecto
cuando todavía el mismo proyecto a escala general no lo ha englobado…

Más conceptos. Otro que he encontrado, o por lo menos así lo he interpretado yo, aunque no
muy seguro del todo, es el de habitar de la propia arquitectura. Lo he entendido así porque se
habla de que la arquitectura debe establecerse en un lugar y colmatarlo. Se debe presentar
como parte de donde está sin otra distinción aparente. Yo lo veo como la cualidad de habitar
de esa arquitectura que comparte con el paisaje su presencia y forman un conjunto. Esa
relación, que a veces, se hace tan difícil de llevar a cabo. Según Zumthor nos sugiere que “para
que lo nuevo pueda encontrar su lugar nos tiene primero que estimular a ver de una forma
nueva lo preexistente”.

A partir de este habitar podemos decir que surge una nueva forma de ver lo preexistente, un
nuevo espacio creado con características concordantes (o no) únicas que no se repiten en otro
lugar. Ahora tenemos nuevos valores llegados como nuevos estímulos que nos hacer ver y
sentir que algo ha cambiado. Hay algo ahí que nos evoca que estamos en un lugar diferente: es
la atmósfera (preexistente o nueva). Son las atmósferas las que tienen la capacidad de
conmovernos, de convencernos e incluso de vendernos algo.

Yo creo que todos hemos sentido alguna vez, al entrar en un lugar desconocido y en
penumbra, como los sentidos aumentan su agudeza y se ponen alerta porque la sensación que
percibimos al entrar es la de sumergirnos en un espacio tenebroso. Esa es la atmósfera típica
que se puede identificar. Como esta vivencia/experiencia hay muchas más que nos embargan.
Recuerdo una que podría decir que casi me embriagó. Fue la de asomarme hace muchos años
después de un cálido paseo sobre la barandilla de una presa cerca de Granada. No tengo
palabras para describir esa sensación de inmensidad y vértigo al mismo tiempo.

Ahora nosotros tenemos que ser capaces a través de nuestros deseos y sentimientos
racionalizar la esencia del espacio, buscar la rotundidad de nuestra idea. El autor lo describe
así: “proyectar significa, en gran parte, entender y ordenar”. La conclusión: que a través de
nuestras profundas alteraciones interiores mediante la razón tenemos que discernir los
elementos claros que entendamos susceptibles a formar parte del proyecto.

Y a la hora de proyectar, aparte de las herramientas que nos brinda la arquitectura, debemos
partir de nuestras propias experiencias, recuerdos y sentimientos, los cuales se complementen
con una adecuada formación académica donde Zumthor nos dice que es la Historia de la
Arquitectura, la que en gran medida, es la base de todo proyecto. De ahí ya reflexionamos los
conceptos iniciales claros de cualquier obra buscando la esencia del o de los espacios,
imaginando una geometría clara… Cuando la base de la Historia no nos sirve, pues si durante la
reflexión no hemos encontrado ninguna solución posible, es la hora de ponerse a inventar e
investigar la manera de resolver el espacio buscado. Según el autor está casi todo inventado,
pero siempre podremos encontrar detalles y matices que hagan diferente una misma solución.
También la arquitectura se debe diseñar para un fin, lugar y sociedad concreta. La buena
arquitectura no se vale del concepto de la ubicuidad, pues evoca imágenes que hacen
referencia a la historia de la localidad. También es cierto que esta buena arquitectura no viene
de una imagen preconcebida; no de cosas artificiosas, sino unitarias.
“La buena arquitectura debería acoger al hombre, dejarle que viva y habite allí, y no abrumarle
con su charla” nos dice Peter Zumthor.

Quizás sea esta frase la frase que mejor resuma este libro de ideas y conceptos de la
arquitectura. Zumthor aboga por que el proceso proyectual sea sensorial y racional,
condiciones básicas para un buen proyecto a parte de la investigación y la rememoración de
nuestros recuerdos y experiencias.

Ya solo falta poner todos estos conceptos en práctica de manera ordenada para que de
acuerdo al uso de las herramientas arquitectónicas podamos elaborar ordenadamente una
idea que acabe colmatándose en una serie de imágenes y atmósferas que griten nuestra idea.
Ya para finalizar, creo que podría sintetizar todo esto en lo que me parece un diagrama clave
de los procesos que he sacado de este libro. Todo proviene de nuestra capacidad para
imaginar.

Conceptos Peter

Tu email y recibirás notificaciones de nuevos post

Únete a otros 227 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: