archives

Toyo Ito

Esta etiqueta está asociada a 4 entradas

TANATORIO MUNICIPAL MEISO NO MORI, KAKAMIGAHARA-SHI, GIFU, JAPÓN. (2004-20006). TOYO ITO.


TANATORIO MUNICIPAL MEISO NO MORI, KAKAMIGAHARA-SHI, GIFU, JAPÓN. (2004-20006). TOYO ITO.

1 – Relación de la obra / proyecto con el curso.

La capacidad de “esconder” los sistemas de instalaciones dentro de los edificios, haciendo de ellos un aspecto característico del proyecto pero que resuelve perfectamente los requisitos más técnicos de cada obra.

3        1

2 – Breve explicación de la idea de infraestructura aplicada a la obra / proyecto que justifica su presencia en el blog.

“Con una línea de colinas boscosas en su espalda, su forma refleja todavía en el agua de un lago artificial, se erige como un lugar tranquilo y contemplativo en el que observar los rituales de cremación y honrar a los muertos”. Diseñado por Toyo Ito, este trabajo continúa exploraciones de Ito en la ambigüedad espacial, de su SerpentinePavilion.

El arquitecto ha intentado desmaterializar todo el sentido de la estructura formal sobre el paisaje de una gran concha ondulada, que hace que el paisaje que tiene a sus espaldas se confunda con la propia cubierta del edificio. El Propio Ito señala: “Hemos diseñado con la consideración de la relación con el paisaje que lo rodea”. El material empleado es el hormigón, que es el que más fácil hace la construcción de lo que se quería.

La forma del techo es pues, un equilibrio de requisitos funcionales, de servicio, estructurales y estéticos. Columnas dispersas libremente aparecen y actúan como bajantes desde el techo ondulante que se eleva hasta una altura de 11,5 metros en algunas partes, éstas ocultan los drenajes de aguas pluviales y se unen con el techo en la parte más grande de su sección.

2

3 – Opinión crítica de la obra / proyecto: planteamiento y resultados conseguidos, preferentemente, respecto a la idea de infraestructura.

Este ciclo del agua ligado a la infraestructura es lo que más ha interesado del edificio, el cual al seccionarlo podemos ver el recorrido que el agua efectúa en su curso natural, desde que la lluvia la hace caer, escurriéndose por la propia arboleda de la colina, llegando hasta la cubierta curva que la recoge en los diferentes “bajantes-pilares”  y la hacen llegar al suelo. Este es el recorrido que ToyoIto menciona en la memoria de su proyecto como el curso del agua y con el que defiende la naturalidad y perfecta adecuación de su edificio con el medio

.Dibujo

“TOYO ITO. CONVERSACIONES CON ESTUDIANTES”. AKIRA SUZUKI (2005)


SUZUKI, Akira: Toyo Ito. Conversaciones con estudiantes. Barcelona: Editorial Gustavo Gili S.L., 2005, 93 páginas.

 1.– Relación del texto con las temáticas del curso.

El texto de Akira Suzuki, sobre la obra de Toyo Ito, sirve de finalización al libro Toyo Ito. Conversaciones con estudiantes, y es un reflejo del estudio de la obra del arquitecto japonés. Es una observación crítica a las casas del arquitecto japonés en sus primeros veinticinco años y habla de las necesidades concretas del habitar, de cómo (según el propio Toyo Ito) “diferentes circunstancias conducen a respuestas diferentes”.

Dar respuesta a las maneras de habitar y entender el papel que juega la ciudad, generando esas necesidades y distintas maneras,  son parte indispensable en este curso, y estudiar como lo  hace el arquitecto japonés puede ser una buena manera de empezar a verlo.

2.– Explicación de las ideas de infraestructura o prefabricación que del texto el estudiante entiende.

Toyo Ito, en su obra, ha desarrollado y perfeccionado una sintaxis arquitectónica personal en la que combina el ingenio estructural y técnica con la claridad formal, en ese sentido, crea dos tipos de espacios de referencia, un espacio físico convencional y un conjunto de espacios virtuales que demuestran que su trabajo ha explorado la imagen física de la ciudad de la era digital.

Sobre todo en sus primeros proyectos, trabaja mucho la idea de “la cáscara”, del continente del edificio más que del contenido, entendiendo que los aspectos formales que crea esa envolvente son muy importantes, más que el espacio interior, puesto que serán esos elementos los que modifiquen dicho espacio y los que equilibren o desequilibren la funcionalidad del interior, que Akira Suzuki denomina “contenido”.

El “continente”, es decir la estructura, la cáscara, será realmente la que ofrezca el refugio respecto al entorno urbano y los flujos (ryuiki) no vendrán solamente determinados por la manera de habitar, vendrán determinados por el espacio interior que les ofrezca la cáscara. En ese sentido, Toyo Ito, siempre empieza con una reflexión acerca de ¿cómo resolver las cuestiones funcionales? La respuesta está de nuevo en la cáscara.

Al proyectar (hablamos de proyectos que en un principio van a ser construidos) debe tenerse en cuenta la cáscara, la obra real, el presupuesto, el estar sujeto a la gravedad, etc. Temas que no podemos obviar, y que indudablemente debería llevarnos a pensar en la infraestructura, y como integrar esas soluciones en el proyecto, porque es indiscutible que tiene que formar parte del proyecto, puesto que lo que hemos denominado “contenido” no serviría de nada si el “continente” no lo hace habitable.

3.– Opinión crítica del texto en relación a las ideas de infraestructura o prefabricación.

Con respecto al tema de la infraestructura, Toyo Ito, marca una preocupación bastante clara por ellas, tanto en el tratamiento de los flujos de espacio interno (ryuiki), que son al fin y al cabo infraestructura, como en la inserción de las nuevas tecnologías que son también parte de ellas. Creo que hace una síntesis que une muy bien ambas cosas y que da como resultado de ello una arquitectura realmente habitable, que él mismo describe como “un espacio físico convencional y un conjunto de espacios virtuales en los que gran parte de las expectativas, sensibilidades e intereses urbanos se administran” donde además el espacio físico cumple además la función de dar acceso al espacio o espacios virtuales.

4.– Citar al menos una obra / proyecto directamente relacionada con el texto y el curso.

Mediateca de Sendai (1995 – 2000), que explora las estructuras de conexión y producción de conocimiento actuales.

Busca la integración e innovación estructural, con un tratamiento original a los soportes verticales. Su versatilidad funcional lo ha hecho un hito, intentando plasmar en su arquitectura, la fluidez, multidireccionalidad y virtualismo del mundo informático que caracteriza nuestra época.

Edificio TOD’S, Tokyo (2004), que se caracteriza por la innovación y, cuyo revestimiento sirve también de estructura.

EL PARQUE DE LA GAVIA, 2003. TOYO ITO


1 – Relación de la obra / proyecto con el curso.

El proyecto es un  parque urbano basado en el reciclaje del agua de lluvia y las aguas negras generadas en el PAU de Vallecas, para su reutilización en el riego del parque y la recuperación del arroyo La Gavia. La relación con la temática del curso es la de saber incorporar una infraestructura a un proyecto como es el caso del agua.

01

2 – Breve explicación de la idea de infraestructura aplicada a la obra / proyecto que justifica su presencia en el blog.

El sistema planteado de purificación del agua es el generador de las diferentes topografías. El “árbol del agua” es el que crea dicha topografía. Consta de arboles de agua de la colina, una estructura de árbol de diseño abstracto y forma plana, y arboles de agua de valle que son estructuras abstractas elevadas. El parque de La Gavia aprovecha la circulación de aguas residuales entre el Ensanche de Vallecas y la planta de tratamiento de aguas EDAR La China para transformar un paisaje seco en una topografía verde con diversidad de ecosistemas.

09

El proyecto del parque de la Gavia se suma a la iniciativa de convertirse en autónomo y autosuficiente. Plantea la reutilización de materiales generados durante la vida del parque (hojas, ramas, desechos vegetales, etc.), en su propio mantenimiento, así como la reutilización de materiales del exterior en elementos del parque (pavimentos).

El parque de la Gavia aloja la instalación de aguas bravas de 260 metros de longitud para las olimpiadas, con la disposición de obstáculos naturales en el curso de descenso del agua y aprovechando la variada topografía para disponer sobre la superficie del parque las instalaciones de participantes, espectadores y organizadores.06

04

08 mar038

3 – Opinión crítica de la obra / proyecto: planteamiento y resultados conseguidos, preferentemente, respecto a la idea de infraestructura.

La temática que el proyecto presenta similar al curso es la de crear dentro del parque una infraestructura, en este caso de agua,a partir de la topografía para autoabastecerse. Energéticamente se propone que la energía consumida en el parque sea generada en el mismo mediante sistemas de turbinas y paneles solares.

Reseñas bibliográficas

Ito,Toyo. Recent proyect: Gavia Park in Madrid. A.D.A. EDITA Tokyo Co. 2008. Pags. 76-79

Márquez Cecilia, Fernando. “Parque de la Gavia”. el Croquis. 122. Madrid: El Croquis Editorial, 2005, 234-248

Toyo Ito 2001-2005: Más allá del movimiento moderno. Madrid: El Croquis, 2005

ITO, Toyo: Arquitectura de límites difusos. Barcelona: GG mínima, 2006


“Entre la casa corriente y la creación del arquitecto hay una distancia difícil de salvar. ¿Por qué ha aparecido? Este tipo de distancia no es nada inusual y puede encontrarse en otros campos de la cultura humana, pero en el caso de la arquitectura reviste una importancia especial debido a su conexión directa con la vida cotidiana.

El espacio proyectado por el arquitecto no es resultado del tiempo que uno ha vivido; la casa como morada no se construyó a priori para las cosas que residen en el futuro. Éstas revelan los aspectos espaciales del lugar habitable como un concepto lírico codificado. Entre las contradicciones y las relaciones interactivas de estos dos aspectos surgen nuestras reflexiones sobre el espacio habitable.

Las diversidades lingüísticas del espacio habitable están interrelacionadas […]

La creación del arquitecto aparece en tanto que extrae aquello esencial del concepto de arquitectura que pasa desapercibido más allá del carácter viviente de la casa. Al combinar el modo en que los demás ven las cosas, se desvelan y se expresan los límites del espacio que un individuo puede visualizar en el presente”.

Koji Taki, Ikirareta ie: La casa vivida, 1978. Iwanami Shoten, Tokio, 2001.

Existen dentro de cada ser humano dos cuerpos bien diferenciados, según nos cuenta Toyo Ito, y están estrechamente relacionados con la forma de pensar la arquitectura. Uno de ellos, rescatando las ideas del filósofo Ikirareta ie, habla de las experiencias, de un lenguaje codificado, tangible y material. El otro, por el contrario y en constante evolución representa el lenguaje lírico, deseable y transparente. Nuestro cuerpo ocupa un lugar en la naturaleza mediante la experiencia vivida pero anhela algo más. La relación entre el espacio, las nuevas tecnologías y el medio natural, es el deseo de nuestro otro cuerpo.

Se propone el rascacielos Friedrchstrasse de Mies van der Rohe como buen ejemplo de esta idea. El edificio de acero y vidrio prolongado verticalmente se alza en fuerte contraposición con el edificio de piedra a sus pies, como objeto impenetrable y encerrado en sí mismo. La propuesta refleja un fuerte deseo de liberación, sin desvincularse del medio que la rodea aprovechando los recursos que la tecnología puede ofrecer. En mi opinión, el ejercicio de Matalascañas tiene mucho que ver con este pensamiento.

La arquitectura de límites difusos habla de una arquitectura de límites blandos que puede reaccionar ante el entorno natural. La prefabricación tiene ese componente “móvil” capaz de vincular una serie de elementos a un lugar, no tiene que existir un programa, únicamente hablamos de espacios capaces de alcanzar la transparencia y la homogeneidad que todos nuestros otros cuerpos desean, respondiendo únicamente a los elementos de la naturaleza: luz, agua, viento, etc.

“Un espacio geométrico transparente en el sentido euclidiano aparece como el espacio deseable […]”.

Bibliografía:

Ito, Toyo: “Arquitectura de límites difusos“; Barcelona: Gustavo Gili, 2006.

Héctor Romero (26 de Junio de 2012)

A %d blogueros les gusta esto: